Un camión bomba en la zona diplomática de Kabul, donde se encuentran las embajadas y edificios del Gobierno, ha dejado al menos 80 muertos y 350 heridos, según medios internacionales. Ningún grupo se ha hecho responsable aún del atentado.

Por ahora, el Gobierno sólo ha confirmado 9 fallecimientos. «Hasta ahora hemos recibido 9 cadáveres y más de un centenar de heridos del lugar de la explosión», indicó a Efe el jefe de Hospitales de Kabul, Salim Rasouli.

La explosión ha tenido lugar a las 8:25 hora local en una zona de alta seguridad de Kabul cerca del Palacio Presidencial, al lado de la plaza Zanbag, según ha asegurado el portavoz del Ministerio afano de Interior, Najib Danish.

El ataque terrorista se ha producido en pleno mes de Ramadán, la época sagrada de los musulmanes. Según el portavoz de la misión de la OTAN en Kabul, William K. Salvin, la explosión ha tenido lugar en las cercanías de la Embajada de Alemania. La semana pasada, Ashraf Gani, presidente del país, pidió que se respetará el mes sagrada y se parase con las acciones armadas.

Embajada española

La Embajada española en Kabul ha comunicado este miércoles que ni su personal español ni sus trabajadores locales han resultado afectados por el atentado perpetrado en el barrio diplomático, según han informado fuentes de la Oficina de Información Diplomática (OID).

Por el momento la zona está acordonada por lo que algunos trabajadores no han podido llegar hasta la Embajada. Se trata del nuevo edificio, ubicado en la llamada ‘Zona Verde’ de Kabul, al que se ha trasladado la sede de la legación española, ya que la sede anterior, situada fuera de esa zona fortificada, sufrió un atentado talibán en diciembre de 2015.

En él fueron asesinados dos policías y el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz está investigando al entonces embajador español y a su número dos por homicidio imprudente como consecuencia de posibles negligencias a la hora de valorar alertas de seguridad.