El Ayuntamiento de Navalcarnero ha encontrado en un sótano de sus dependencias varios palés con multitud de facturas del Canal de Isabel II sin abonar por un valor aproximado de 1,5 millones de euros, según ha explicado a Europa Press el concejal de Hacienda, Juan Santos Benito.

Santos Benito ha explicado que estas facturas pertenecen a ejercicios anteriores, cuando gobernaba el PP, y que demuestran que ha habido un «falseamiento» de la contabilidad, pues si el gasto medio anual de agua en el Ayuntamiento es de 400.000 euros, hay documentos que reflejan que la liquidación de 2008 fue de 70 euros, o la de 2010, de cero euros.

«Se trata de un falseamiento absoluto de la contabilidad, del estado patrimonial… y no lo digo yo, sino la Cámara de cuentas», ha señalado Benito, quien ha recordado que el Ayuntamiento se incorporó como accionista del Canal en 2012, lo que implica que hay «una serie de dividendos anuales» que deberían haberse ingresado en las arcas municipales por un total de 495.863,12.
«La sorpresa fue descubrir que jamás se contabilizaron esos ingresos, ni en el año 2012, ni 2013 ni 2014… entonces veo que al no estar en contabilidad, nunca nos ingresaban», ha indicado.

Ante esta situación, el Canal de Isabel II empezó a notificar a este Ayuntamiento compensaciones de oficio por esos 495.863,12 de euros que debían ingresar en las arcas municipales por los dividendos de las acciones suscritas con el Canal.

El Ayuntamiento, al recibir el desglose de las facturas que el Canal se autocompensaba, giraba notificación denegando la compensación con aquellas facturas porque «no estaban contabilizadas, y el anterior Gobierno del PP de Navalcarnero proponía otra serie de facturas para su compensación con esos dividendos».