La ONG española Proactiva Open Arms ha sufrido este martes momentos de máxima tensión después de anunciar el secuestro por parte de guardacostas libios de su buque de rescate a refugiados en aguas internacionales. La organización denunciaba los hechos en un mensaje a través de las redes, y más tarde su fundador, Oscar Camps, anunciaba el cese del enfrentamiento después de cerca de dos horas.

Camps, que viaja a bordo de la embarcación bautizada Golfo Azurro, advertía a través de su red social Twitter de los hechos, que se han producido en Aguas Internacionales. «Golfo Azurro de ONG Proactiva Open Arms está siendo secuestrado en aguas internacionales por guardacostas libios, a punto de dispararnos», señalaba el cooperante, que explicaba poco después que los presuntos secuestradores les estaban llevando a aguas libias. «Amenazados con abrir fuego si no ponemos rumbo a sus aguas territoriales, es un secuestro en toda regla», resumía Camps, que incluía fotos al relato de los hechos.

 

El propio Camps, que participó hace unos meses en el programa de Jordi Évole y que ha sido especialmente crítico ocn la actuación de la Unión Europea y el Gobierno española en la gestión de la crisis de los refugiados, emitía a través de otro mensaje la liberación del barco. «Desisten, 1:44 horas de secuestro y tensión», anunciaba el cooperante.

A bordo del buque de rescate viaja también la diputada socialista Lola Galovart, que hoy mismo narraba para El Faro de Vigo su experiencia en aguas del Mediterráneo y describía los conflictos a los que se enfrentaba la embarcación. El último de ellos eran las amenazas de las autoridades de Libia.

«La última de la serie ha sido la amenaza pública de las autoridades de Tripoli contra los buques de las ONG para restringir su acceso a las aguas internacionales frente a las costas de Libia, desde donde zarpan la mayoría de migrantes en su intento de llegar a Italia», narraba la socialista. «Si se constatan esas amenazas, y se viola el derecho internacional de socorrer a las embarcaciones en peligro, habrá todavía más muertes en el mar».

El Golfo Azurro partió este lunes de Malta con destino a aguas internacionales para contribuir al rescate de refugiados sirios y dejarlos a salvo en la costa italiana.