Después de cinco años, Instituciones Penitenciarias le acaba de retirar la autorización para poder acceder a la cárcel zaragozana de Zuera, donde ofrece charlas a los reclusos musulmanes. Fawaz Nahhas -nacido en la ciudad siria de Aleppo en 1961) y residente en Zaragoza desde hace 30 años- asegura que no le han dado ninguna razón que justifique esta decisión, tomada después de que el imán relacionara supuestamente el doble atentado de Cataluña con la participación de España en misiones internacionales. Nahhas, que posee la nacionalidad española, defiende que el funcionario que dio la voz de alarma sacó de contexto sus palabras y dice que condena cualquier tipo de terrorismo “venga de donde venga”.

PREGUNTA.-¿Usted cree que el doble atentado de Barcelona tuvo como desencadenante la participación de España en misiones internacionales, como se le atribuye?
RESPUESTA.-Yo he sido siempre tajante con el terrorismo. No hay ningún motivo que justifique lo injustificable. No entiendo que se me quiera vincular con determinadas cosas. Algún medio ha publicado frases mías cortadas y sacadas de contexto. En la cárcel yo no hago oraciones, sino charlas sobre los valores del Islam, sobre corregir conductas y mentalidades… Cuando me tocó hablar del atentado de Barcelona fui tajante.

P.-¿Y qué les dijo a los reclusos?
R.-Le insisto que yo soy tajante con el terrorismo. Además, estoy trabajando para salvar a los jóvenes de la radicalización, tener más control dentro de las mezquitas… Estaba trabajando en ello y de repente me acusan de esto. Es totalmente injusto. Además, los funcionarios me conocen desde hace años. Si hubieran visto algo que no les encajaba podrían haberme llamado la atención. Pero hacerlo a mis espaldas… Es algo muy feo. No sé quién ha filtrado esa información, pero está mal interpretada.

Condeno cualquier acto de terrorismo, venga de donde venga. Todas las acciones militares contra DAESH son bienvenidas”

P.-¿Por qué está mal interpretada la información?
R.-El funcionario entraba y salía en aquella charla [del 25 de agosto] y no sabe todo lo que yo dije.

P.-¿Cuál es la razón oficial que le han dado para justificar que le hayan anulado la autorización de acceso a la cárcel?
R.-La semana pasada me llamó alguien de la cárcel de Zuera para decirme que me habían anulado la autorización. Nada más. Yo tenía intención de ir este lunes a la prisión para retirar mis cosas personales y hablar con la dirección para conocer qué ha pasado. Llevo cinco años prestando servicio y no ha habido queja de ningún tipo. ¿Qué es lo que ha ocurrido de repente para que tomen una decisión tan drástica? Me sorprende que se haya publicado en los medios de comunicación el motivo de mi cese y yo aún no lo sepa. Llevo 30 años en España, soy español, es mi país de acogida y mi mujer es maña. Todo el mundo ha tenido buenas referencias de mí. Ha sido una sorpresa incluso para mis amigos. No se lo creían.

P.-¿A qué lo atribuye usted?
R.-No lo sé, no puedo responderle. Lo que sí le puedo decir es que yo condeno cualquier acto de terrorismo, venga de donde venga. Y todas las acciones militares contra DAESH son bienvenidas. No sé qué han oído de mí. Quiero que quede muy claro que yo no justifico nunca, jamás, un acto terrorista.

Tiene que haber más colaboración entre las comunidades musulmanes y la dirección de las cárceles”

P.-¿Cree que en España se está actuando correctamente para evitar la radicalización?
R.-Tiene que haber más colaboración entre las comunidades musulmanes y la dirección de las cárceles, sobre todo en lugares donde hay más radicalismo.

P.-Por su experiencia, ¿la cárcel es hoy un foco de radicalización yihadista?
R.-Yo no pregunto nunca a los que asisten a mis charlas el delito por el que están en prisión, pero sé que no había ninguno encarcelado por yihadismo. Yo no he conocido a radicales, pero este asunto no se puede tratar a la ligera. Diversos departamentos deben trabajar conjuntamente con la comunidad musulmana.

P.-¿Conocía a Es Satty, el imán de Ripoll?
R.-No, no.

A final de año habrá un censo que fijará también las condiciones para aceptar a una persona como imán”

P.-¿Por qué no hay un censo de imanes en España?
R.-Todavía no, pero ahora estamos trabajando ello. Desde lo que pasó en Barcelona estamos trabajando para elaborar un censo y que se fijen ciertas condiciones para aceptar a una persona como imán.

P.-¿Qué condiciones tendría que reunir un imán?
R.-Aparte del conocimiento del Corán y de la jurisprudencia musulmana, no tener antecedentes penales y no haber cometido delitos sexuales con menores, por ejemplo. Si las fuerzas de seguridad no nos advierten sobre algunas personas, nosotros no tenemos información de ellas. Es una tarea mutua. Esperamos que a final de año podamos tener un censo relacionado con los imanes. La Comisión Islámica está trabajando en ello y nosotros estamos colaborando.