La ‘República de Catalunya’ ya tiene quien le reconoce, al menos formalmente: las Juntas Generales de Guipúzcoa. La cámara territorial guipuzcoana aprobó ayer por la tarde una resolución por la que “reconoce” y “respeta” la proclamación de la ‘nueva’ república. El documento sólo ha contado con el apoyo de EH Bildu y el PNV. En él también se respalda el discurso del president Carles Puigdemont en la sesión plenaria y se apunta que la proclamación de la república viene avalada por “los resultados del referéndum celebrado en Cataluña el pasado 1 de octubre”.

En la resolución de cuatro puntos también se expresa respeto y se subraya la decisión de proceder a una “suspensión temporal” de los efectos de la proclamación de la república catalana para “facilitar que mediante el diálogo se posibilite una salida acordada.

PNV y EH Bildu suscriben una proposición que “respeta” la proclamación de la República como muestra de la “libre determinación” de un pueblo

Las dos formaciones añaden una reivindicación en favor al derecho a decidir. Se apunta que el pueblo vasco y el catalán “y todos los demás pueblos, como sujetos políticos y jurídicos” tienen derecho a “la libre determinación”. Añaden que son los ciudadanos los titulares de la potestad para decidir “libre y democráticamente” su estatus político, bien dotándose de un marco político propio o compartiendo, “en todo o en parte, su soberanía con otros pueblos”.

La aprobación de este documento por parte de las formaciones que lideran Arnaldo Otegi y Andoni Ortuzar se ha registrado después de que tanto el PNV como EH Bildu hubieran presentado sendas enmiendas a la totalidad a una proposición presentada por Podemos en relación a las consultas sobre el derecho a decidir que ha convocado la plataforma ‘Gure Esku dago’ para el próximo 5 de noviembre.

Un gesto simbólico entre Bildu y PNV

La decisión de PNV y EH Bildu de apoyar y reconocer la declaración de la ‘República de Cataluña’ adquiere un alto valor simbólico no sólo por situarse como la primera institución oficial en hacerlo sino por la alianza que en un gesto de estas características sellan las dos formaciones. En las últimas semanas, al calor de los hechos acaecidos en Cataluña semanas antes de la consulta, el acercamiento entre PNV y la izquierda abertzale ha sido notable. Después de haber permanecido durante los últimos meses con una posición alejada de la vía unilateral impulsada en Cataluña, el PNV ha girado en su apoyo y ha escenificado el respaldo a la apuesta de Puigdemont. Lo ha hecho además de la mano de EH Bildu con quien ha participado en varias manifestaciones de apoyo al procés en Cataluña.

El PNV ha pasado de cuestionar las garantías del referéndum del 1-O, cuestionado por el lehendakari Iñigo Urkullu, a apoyar abiertamente su celebración y a instar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy que dialogue y no aplique bajo ningún concepto el artículo 155 de la Constitución.