El ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, opina que los catalanes deberían votar si quieren seguir perteneciendo a la Unión Europea, tras apuntar que “quizás no hay mucha gente que quiera formar parte” de una UE “insensible al atropello de los derechos humanos y democráticos de una parte del territorio”.

Según publica este domingo La Vanguardia, que recoge una entrevista para el canal público israelí Canal 1 Khan, el también cabeza de la lista de Junts per Catalunya a las elecciones del 21-D se muestra muy crítico con la UE, a la que califica de “club de países decadentes y obsolescentes”, y se plantea una consulta en Cataluña sobre su continuidad en la institución europea.

En este sentido, al ser preguntado sobre si no descarta un Cataexit, Puigdemont responde: “Los que no lo descartan son los españoles y los europeos, porque no paran de decir que quedaremos fuera de la UE, pero quienes han de tomar esta decisión son los ciudadanos de Cataluña, como la deberían tomar libremente los otros ciudadanos de Europa”.

“¿Ustedes quieren pertenecer o no a esta Unión Europea? ¿Y en qué condiciones?”, se pregunta retóricamente Puigdemont, que advierte: “Veremos qué dice el pueblo de Cataluña”. Pese a todo, Carles Puigdemont se declara partidario de la UE y del euro, y asegura que trabajará “para cambiarla”.