El juez del caso Púnica, Manuel García Castellón, ha rechazado citar a declarar como testigo al ex secretario general del PSOE de Madrid Tomás Gómez por si, en el transcurso de la investigación a la trama, tuviese que comparecer en calidad de imputado.

García Castellón, que se acoge “íntegramente” al criterio de la Fiscalía Anticorrupción, también ha rechazado las testificales del ex alcalde de Getafe, parlamentario regional y senador Juan Soler, y del ex alcalde de Alcalá de Henares y diputado en la Asamblea de Madrid Bartolomé González, solicitadas todas ellas por la defensa del ex consejero Francisco Granados.

“En el estado actual de la investigación no procede su declaración como testigos de quienes, en base al resultado de las diligencias en curso, pueden ser llamados a declarar como investigados”, apunta el juez en un auto al que ha tenido acceso Efe.

Según los investigadores, la trama Púnica regaló una televisión, una cesta, un cuadro, una “pashmina” y unos gemelos a Tomás Gómez cuando era alcalde de Parla (1999-2008).

Además, el presunto conseguidor de la trama, David Marjaliza, aseguró ante el juez que pagaron “mítines, banderolas, bebidas” a Gómez a cambio de la adjudicación de “seis o siete parcelas” para la construcción de viviendas, un extremo que negó el abogado del que fue líder de los socialistas en la Comunidad de Madrid.

Condicionar la investigación

El juez cree que estas testificales pueden “condicionar absolutamente el devenir de la investigación, toda vez que la atribución de la cualidad de testigo o investigado no es baladí, y en modo alguno se justifica, ni en el propio escrito, ni en el momento actual de la investigación, adoptar las decisiones que ahí se solicitan”.

En ese mismo auto, el magistrado acuerda volver a citar a declarar a Granados -sin poner aún fecha- en relación a las piezas de la presunta financiación irregular del PP de Madrid y de la empresa pública Arpegio, ya que cuando compareció la causa se encontraba bajo secreto de sumario y solo pudieron preguntarle el juez, el fiscal y su anterior abogado.

Otras de las testificales rechazadas por García Castellón son las de los imputados José Luis Huerta (responsable de la empresa Waiter Music) y Michael Trevor Langdon, quien aseguró al juez que Francisco Granados entregó dinero en metálico en su despacho en su etapa de consejero de Transportes a un intermediario para luego blanquearlo en Suiza.

Para el juez, “no procede” su citación como testigos porque éstos “mantienen la condición de investigados” y también rechaza las testificales de la consejera de Economía, Engracia Hidalgo; el consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo; y el exconsejero Santiago Fisas porque el abogado de Granados, Javier Vasallo, no ha determinado el objeto de su comparecencia.