La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se ha personado este martes en el Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid (Madrid) para requerir documentación sobre un contrato municipal, según informan fuentes de la investigación a El Independiente.

Los agentes actúan bajo la dirección del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz y la Fiscalía Anticorrupción ya que dicho requerimiento se enmarca dentro de la operación Soule que afecta al expresidente de la Real Federación de Fútbol Ángel María Villar.

Las fuentes consultadas han explicado que se busca un contrato relacionado con la instalación de césped artificial en los campos de fútbol de la localidad y que, de momento, la presunta irregularidad afecta a técnicos municipales y una empresa cuyo nombre ya salió a la luz en el caso Soule.

Desde el consistorio de Rivas recalcan que  dicha investigación se enmarca a un contrato de esta compañía, también con otras administraciones, y “no afecta al Ayuntamiento o a algún cargo público”. “Los agentes nos han dicho que no tiene nada que ver con nosotros ni a ningún cargo público”, añaden fuentes municipales consultadas por Europa Press.

El Ayuntamiento de Rivas está gobernado desde 2015 por Pedro del Cura, de IU-Equo-Somos Rivas, que gobierna en minoría con apoyo de Rivas Puede.