Tras conocer la petición de la Fiscalía alemana de tramitar la entrega de Carles Puigdemont a España por rebelión y malversación de fondos, independentistas catalanes están difundiendo una información manipulada de hace una semana sobre la compra del Ministerio de Defensa de 50 aviones de combate Eurofighters junto a Alemania para compensar la detención de Puigdemont. Una noticia bastante alejada de la realidad puesto que la renovación de la flota aérea lleva meses en los planes del ministerio que dirige María Dolores de Cospedal y ésta, además, no se llevará a cabo mediante la compra de aviones a Alemania.

Nació Digital, citando la información del portal especializado Infodefensa, asegura que «el estado español está dispuesto a comprar con Alemania como socio hasta 50 aviones de combate Eurofighter», un dato del que se ha hecho eco también el Diario Ara. Si bien el portal habla de un acuerdo con Alemania, no se refiere ni de lejos a que la compra de los cazas se efectúen a Angela Merkel como dan a entender los independentistas que se han hecho eco de la noticia.

El propio abogado de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, ha dado credibilidad a la noticia aunque ha señalado que «No creo que el tribunal alemán tenga en cuenta si España ha comprado o no 50 aviones en Alemania».

Dentro del plan de renovación previsto en el Ministerio de Defensa, España realizó un pedido de 87 aviones de combate Eurofighter más 16 opcionales para sustituir los actuales F-18. No obstante, la crisis económica obligó a que el pedido se redujera a 73 unidades, por lo que el departamento de Cospedal prevé volver a las cifras iniciales y adquirir 30 Eurofighters más otro lote de 10 o 20, según Infodefensa, por lo que el número total podría llegar a los 50.

El objetivo del Ministerio de Defensa es adquirir un avión de combate europeo en el marco del programa Future Combat Air System, siguiendo los pasos de Reino Unido, Francia y Alemania. Sería precisamente este último país el «socio» de España en esta compra si finalmente se realiza ese pedido de medio centenar de aviones ya que ambos países se encuentran inmersos en la renovación de su flota aérea de combate. Los dos deben reemplazar sus Tornado y F-18 en un plazo que tiene como fecha final 2025-2030. Alemania, de hecho, quiere incorporar 90 aeronaves.