Política

“Ahora el Gobierno vasco y el navarro quieren conseguir lo que ETA no logró matando”

La recién elegida presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, AVT, Maite Araluce, alerta del riesgo de que el final de ETA aboque a la sociedad española a la "desmemoria, a que esto se olvide".

logo
“Ahora el Gobierno vasco y el navarro quieren conseguir lo que ETA no logró matando”

Maite Araluce, presidenta de la AVT.

Resumen:

Tenía apenas 15 años cuando ETA le dejó huérfana. Lo hizo delante de su casa, cuando su padre regresaba del trabajo. Con él, la banda asesinó también a su chófer y a sus tres escoltas. Sucedió el 4 de octubre de 1976. A su padre, Juan María Araluce Villar, la banda terrorista lo asesinó simplemente por ser presidente de la Diputación de Guipúzcoa. Casi 42 años después, su asesinato ha prescrito, sin culpables ni condenas. Desde hace una semana Maite Araluce preside la asociación de víctimas del terrorismo más numerosa de España, con casi 4.600 asociados.

“Quedan muchas cosas por cerrar. ETA ha dejado de matar y eso está claro, pero no se ha disuelto. Su brazo político sigue en las instituciones. Parte de la sociedad vasca y navarra sigue justificando y alentando su pasado criminal. Ya hemos visto que nada más terminar el acto de Cambo enseguida aparecieron un montón de pintadas y pancartas de apoyo a ETA”.

“El presidente se ha comprometido a que no se va a cambiar la ley penitenciaria, que no habrá ni impunidad penal, ni policial, ni política y que no hay ningún pacto con el PNV, que se van a cumplir las condenas. Nos aseguran que no se van a salir del marco legal. Quiero creérmelo, pero lo pongo entrecomillas hasta ver si va a ser así o no”.

Hemos visto la postura del Gobierno vasco y en muchas cosas está más cercana a los presos de ETA que a las víctimas. Están continuamente hablando de los derechos humanos de los presos detenidos y en ningún momento les he oído hablar de los derechos humanos de las víctimas. Poner esta competencia en sus manos me da mucho miedo.

“Tengo claro que el enemigo no lo tengo entre las víctimas, lo tengo fuera. Las puertas de la AVT van a estar abiertas para todos. Es cierto que unos hacen las cosas de una manera y otros de otra, unos en la reunión de ayer oyeron una cosa y otros otra. Yo no tengo ningún problema con ninguna asociación de víctimas”.

“A Arnaldo Otegi. Todos le conocemos, es un asesino. No ha condenado ni va a condenar nunca, Sigue pensando lo mismo, lo que no sé es cómo la gente aún le compra el discurso y no entiende que es una humillación a las víctimas, otra vez. El en ningún momento ha luchado por nosotros, sólo pelean por los derechos humanos de los terroristas y sus familiares”.

Tenía apenas 15 años cuando ETA le dejó huérfana. Lo hizo delante de su casa, cuando su padre regresaba del trabajo. Con él, la banda asesinó también a su chófer y a sus tres escoltas. Sucedió el 4 de octubre de 1976. A su padre, Juan María Araluce Villar, la banda terrorista lo asesinó simplemente por ser presidente de la Diputación de Guipúzcoa. Casi 42 años después, su asesinato ha prescrito, sin culpables ni condenas. Hoy Maite Araluce preside la asociación de víctimas del terrorismo más numerosa de España, con casi 4.600 asociados. Lo hace desde hace apenas una semana y con la intención de reforzar la atención que la organización da a las víctimas y resituar a la AVT en un nuevo nivel de exigencia al entorno de la banda y al propio Gobierno para no cerrar el falso décadas de violencia.

La AVT está molesta con el Gobierno del PP. “Nos debían la foto de la derrota de ETA”, recuerda. La escenificación del final hecho por ETA y su entorno la consideran una nueva “humillación”. Por ahora, Araluce afirma que quiere creer a Rajoy cuando ratifica su compromiso con las víctimas, “pero obras son amores”, le recuerda antes de advertirle: “si no nos tendrá enfrente”.

Advierte que no accederán ni a un acercamiento colectivo de presos, ni a la cesión de prisiones a Euskadi ni a que se dé por zanjados los alrededor de 350 crímenes sin resolver que aún existen.  Tampoco a que el relato de lo sucedido esté contaminado por quienes jalearon a la banda. Se muestra reacia a continuar con la política de acercamiento de su antecesor, Alfonso Sánchez, con los gobiernos de Euskadi y Navarra. “Quieren conseguir lo que ETA no ha conseguido matando”, afirma.

No oculta que ahora es tiempo de unidad entre las numerosas asociaciones de víctimas, para lo que se compromete a tender puentes: “el enemigo no lo tengo entre las víctimas, lo tengo fuera”.

Pregunta.– Una semana después del acto de Cambo, en el que ETA culminó su disolución, ¿cómo definiría el sentir del colectivo de víctimas?

Respuesta.- Es de tristeza. Nos parece que todos estos actos y comunicados son una campaña de marketing, blanqueo y justificación de su pasado criminal. Nos resulta muy triste, la foto que queríamos era la de la derrota. Si ha dejado de matar es porque está derrotada por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. El comunicado, los mensajes y los vídeos lo que han hecho ha sido humillarnos más. Primero porque fuera ‘Josu Ternera’, un prófugo, un huido de la justicia, y porque el pedir perdón de unos casos sí y otros no lo que hace es justificar su actividad criminal.

P.- ¿Dan por disuelta a ETA?

R.- No, quedan muchas cosas por cerrar. ETA ha dejado de matar y eso está claro, pero no se ha disuelto. Su brazo político sigue en las instituciones. Parte de la sociedad vasca y navarra sigue justificando y alentando su pasado criminal. Ya hemos visto que nada más terminar el acto de Cambo enseguida aparecieron un montón de pintadas y pancartas de apoyo a ETA. Se está homenajeando a todos los terroristas que salen de la cárcel. Es una gran humillación. Vamos a estar muy vigilantes con el relato, no vamos a permitir que ETA cuente lo que ha pasado, lo vamos a contar las víctimas en primera persona.

P.- Denuncian que les han robado la foto de la derrota a ETA. A la banda ¿se le ha dejado hacer esta escenificación?

R.- Sí, se le ha dejado hacer, no entendemos el porqué. No comprendemos por qué se le ha dejado esta campaña de marketing, de blanqueo. Se podía haber evitado.

Esta claro que ETA no se ha disuelto, su brazo político sigue en las instituciones”

P.- ¿Quién debería haberlo evitado?

R.- El Gobierno. Nos ha privado a las víctimas de la foto de la derrota de ETA, que es lo que queríamos, nos lo debían.

P.- ¿Les ha dado el presidente del Gobierno alguna explicación para este final?

R.- Nos dijo que no se podía haber hecho otra cosa. También nos dijo que se hicieron esfuerzos para detener a ‘Josu Ternera’ y que se investigará el vídeo. El ministro del Interior nos dijo que ya les gustaría haberlo detenido y que están en ello. El Gobierno asegura que se van a dar pasos al frente para deslegitimar a ETA y que no habrá impunidad. Estaremos vigilantes para que eso que nos ha prometido sea así.

P.- ¿Qué credibilidad otorgan al presidente en estas materias? Algunas asociaciones son muy críticas con él, afirman que les ha decepcionado y que no se fían.

R.- En la reunión del jueves, lo que nos dijo era lo que esperábamos oír. Nos sorprendió gratamente. Dio respuesta a nuestras inquietudes. Yo en principio le creo y quiero creerle, aunque obras son amores. Si luego algunas de las cosas no van a ser como nos ha dicho, nos tendrá enfrente.

P.- ¿Está convencida de que no habrá acercamiento de presos de ETA a cárceles cercanas al País Vasco?

R.- Es lo que nos dijo el jueves el presidente, que no se va a cambiar la ley penitenciaria, que no habrá ni impunidad penal, ni policial, ni política y que no hay ningún pacto con el PNV, que se van a cumplir las condenas. Nos aseguran que no se van a salir del marco legal. Quiero creérmelo, pero lo pongo entrecomillas hasta ver si va a ser así o no.

Quiero creer a Rajoy cuando dice que no se saldrá del marco legal, pero obras son amores, si no, nos tendrá enfrente”

P.- El actual marco legal permite acercarmientos en determinadas condiciones. ¿Ustedes se opondrían?

R.- Lo que pedimos es que sea imprescindible que se les exija colaboración con la Justicia para poder valorar una reinserción. También que se analicen casos por caso, que no sea una cosa global, un coladero para todos los presos. Habrá que estudiar uno por uno.

P.- La cesión de la competencia de prisiones a Euskadi es una vieja reclamación del PNV y del Gobierno de Urkullu que apela al cumplimiento del Estatuto. ¿Se opondrían a que se pueda negociar?

R.- Sí nos opondríamos. Hemos visto la postura del Gobierno vasco y en muchas cosas está más cercana a los presos de ETA que a las víctimas. Están continuamente hablando de los derechos humanos de los presos detenidos y en ningún momento les he oído hablar de los derechos humanos de las víctimas. Poner esta competencia en sus manos me da mucho miedo.

P.- Su antecesor, Alfonso Sánchez, tuvo un acercamiento y sintonía con los gobiernos de Euskadi y Navarra. Usted, en cambio, se ha mostrado más crítica con ambos Ejecutivos. ¿Veremos un cambio en esa relación de la AVT?

R.- Desde luego, yo no quiero pactar con ningún gobierno en el que esté Bildu. Con el Gobierno vasco puedo hablar, pero veré hasta dónde llega nuestra colaboración. Lo tengo que tener muy claro. Que nos metan en un mismo saco a todas las víctimas son cosas que me humillan. Soy bastante crítica.

Estoy por tender puentes con todas las asociaciones de víctimas. La unión hace la fuerza. El enemigo no lo tengo entre las víctimas sino fuera”

P.- El Ejecutivo vasco y el de Navarra han creado un grupo de trabajo al que invitan a sumarse al Ejecutivo de Rajoy para abordar la situación penitenciaria y el contexto tras el final de ETA. ¿Cómo lo valora? ¿Debería Rajoy participar?

R.- No lo sé, todo lo que sea hablar me parece bien, pero poniendo unas líneas rojas que no se puedan traspasar. El Gobierno vasco y el navarro están ahora más en anexionar Navarra al País Vasco que a otra cosa. Con ese tipo de gente, de objetivos, yo no entraría a hablar con ellos, al final quieren conseguir lo que ETA no ha conseguido matando.

P.- Le preocupa que a través de la negociación presupuestaria se quiera conseguir objetivos en este ámbito; prisiones, política penitenciaria…

R.- Claro. El presidente del Gobierno nos dijo que no había pactado nada, pero vamos a estar muy pendientes.

P.- La actitud y sensibilidad de las diversas asociaciones de víctimas es en muchos casos muy diferente o casi dispar. ¿Cuál es la relación entre todas ellas?  ¿Es un colectivo demasiado fraccionado, con demasiadas voces y necesitado de unificarse?

R.- Yo estoy por tender puentes. Tengo claro que el enemigo no lo tengo entre las víctimas, lo tengo fuera. Las puertas de la AVT van a estar abiertas para todos. Es cierto que unos hacen las cosas de una manera y otros de otra, unos en la reunión de ayer oyeron una cosa y otros otra. Yo no tengo ningún problema con ninguna asociación de víctimas.

P.- ¿Habría que trabajar para unificar su voz de cara al futuro?

R.- Deberíamos estar unidos, la unión hace la fuerza, aunque cada uno tenga sus puntos de vista. Con crear tantas asociaciones de víctimas se ha intentado el divide y vencerás, por eso estoy por tender puentes y hablar con todos.

P.- La izquierda abertzale aún no ha condenado a ETA ni su violencia. Si tuviera delante a Arnaldo Otegi, el líder de EH Bildu, ¿qué le diría?

R.- Buff… Arnaldo Otegi. Todos le conocemos, es un asesino. No ha condenado ni va a condenar nunca. Sigue pensando lo mismo, lo que no sé es cómo la gente aún le compra el discurso y no entiende que es una humillación a las víctimas, otra vez. Él en ningún momento ha luchado por nosotros, sólo pelean por los derechos humanos de los terroristas y sus familiares y está en una posición contraria a las víctimas. Parece que los culpables somos nosotros de que nos hayan matado, es algo que no entiendo. A Arnaldo Otegi no le diría nada, no sería capaz de mirarle a la cara, me revuelve el estómago cada vez que lo veo.

El acercamiento de presos se debe analizar uno a uno, no de modo colectivo, y si colaboran con la Justicia. No puede ser un coladero”

P.- Aún existen alrededor de 350 asesinatos por resolver. ¿Qué se puede hacer para dar pasos en su esclarecimiento? ¿Cómo lo van a abordar?

R.- Es una de las cosas que nos preocupan y que le pedimos al presidente del Gobierno. Creemos que es  fundamental la colaboración de los presos con la Justicia, que ellos cuenten qué han hecho, con quién iban  etc. Depende de ellos. Se está investigando pero hay crímenes sin resolver desde hace mucho tiempo, como el de mi padre, hace 42 años en octubre, y no se sabe quién fue. Para las víctimas sería una tranquilidad y descanso poder cerrar la herida; saber quién, cómo y por qué. Es difícil, le hemos dicho al presidente del Gobierno que ponga su empeño, que se ponga más interés en la investigación. A muchas víctimas les daría cierta paz saber quién y por qué.

P.- ¿Y existe algún compromiso por parte del Ejecutivo para ello?

R.- Nos dijo que sí, que lo están estudiando para crear una Fiscalía para ver estos temas y que la cosa sea más ágil, que están en ello. Entiendo que sea difícil, pero no imposible. Le hemos pedido que ponga más recursos y gente y nos ha dicho que sí, que pondrán más recursos y gente. Estaremos vigilantes.

P.- La bienvenida a los presos, los ‘ongietorris’, ¿cree que se volverán a prohibir por parte de la Audiencia Nacional?

R.- El compromiso del Gobierno es que va a intentar que todo eso no salga adelante. Son una humillación, un dolor, un reabrir la herida. Muchos vuelven a recaer y a precisar atención psicológica. Hemos pedido que por todos los medios se prohíba. Son actos de enaltecimiento y deberían estar prohibidos. Tendremos una reunión de trabajo con el ministro de Interior y vamos a incidir en este tema para ver de qué manera se puede tratar esta cuestión.

A Arnaldo Otegi todos le conocemos, es un asesino. No ha condenado nunca ni lo hará. En ningún momento ha luchado por nosotros”

P.- ¿Les preocupa que el tiempo se convierta en su peor enemigo, que en una sociedad sin ETA activa la situación de las víctimas se vaya relegando?

R.- Nos preocupa ser víctimas de la desmemoria, que esto se olvide. Para eso estamos nosotros. Le hemos pedido al presidente del Gobierno que se lleve el verdadero relato, en voz y boca de las víctimas, de lo que ha pasado. Se han creado módulo para que en los colegios se estudie quién ha sido ETA para que esto no vuelva a ocurrir.

P.- Muchas veces se critica a las asociaciones de víctimas por tener un peso excesivo y determinante en la fijación de la política antiterrorista. ¿Qué papel deberían tener las asociaciones en esta cuestión?

R.- Creo que un papel fundamental. Somos los primeros afectados. Sabemos perfectamente lo que nos ha pasado y por qué. Nuestra opinión es válida e importante. Mucha gente dice que no podemos opinar porque somos parte. Es decir, que además de ser víctima nos quitan el derecho a poder opinar como cualquier ciudadano.

P.- Lleva apenas una semana como presidenta de la AVT, pero ¿en qué gustaría cambiar la asociación, cuál sería la impronta que desearía dejar?

Lo de Cambo no fui capaz de verlo. Aún me duele mucho

R.- Me gustaría incidir en nuestros cuatro pilares; la verdad, la memoria, la dignidad y la justicia y en una atención más cercana al asociado. Debe haber un poco más de comunicación y centrarnos en la lucha de la memoria. Debemos volcarnos con las víctimas, que se sientan acogidas, poder ayudarles en lo que esté en nuestra mano; atención psicológica, etc. Debemos lograr que no se les vuelva a humillar con actos de enaltecimiento del terrorismo.

P.- ¿En quién pensó cuando vio el acto final de Cambo?

R.-  La verdad es que no fui capaz de verlo. Me duele tanto que no pude verlo. He oído comentarios y he leído algunas cosas. No se habló de las víctimas y sí de los terroristas y sus derechos. Hay cosas que no puedo ver aún, me pongo mala. Pienso no sólo en mi padre sino en los cuatro que murieron con él. Todo esto duele mucho, no fui capaz.