Finalmente es sólo un rasguño. El acuerdo que PNV y PP alcanzaron para aprobar los presupuestos, y que supuso un montante en inversiones de 540 millones de euros apenas sufrirá modificaciones en el trámite de aprobación ahora en marcha en el Senado. Los populares han presentado hoy las enmiendas con las que aspiran a modificar el proyecto presupuestario y que habían anunciado que alterarían tras el respaldo de los nacionalistas vascos a la moción de censura que aupó a Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno. Las enmiendas presentadas hoy en la Cámara Alta por el PP, que cuenta con mayoría absoluta en la misma, apenas alteran un 6,3% los compromisos firmados con la formación de Andoni Ortuzar, lo que supone reducir en 34,5 millones las partidas que iban a ir destinadas a Euskadi en las cuentas de este año.

El una nota hecha pública esta tarde, el PNV ha mostrado su “perplejidad” por la decisión del PP de modificar las citadas partidas que considera “”tan injustificada como irresponsable” por privar a la ciudadanía vasca de la creación del empleo y la investigación que iban a suponer. Por ello, reclama al PP en el País Vasco que “explique” a la sociedad las razones que le han llevado a adoptar la decisión.

Con estos cambios el PP incluye nuevas enmiendas a sus propias cuentas para financiar otros proyectos ajenos al País Vasco, como la financiación de mejoras de la línea ferroviaria Algeciras-Bobadilla, ayudas a los afectados por la Talidomina, ayudas al proyecto de vuelta al mundo de vela ‘Alicante 2021’ o a establecer planes de beneficios fiscales a proyectos como el ‘Camino de la Cruz de Caravaca’ o el 50 aniversario de la declaración de Doñana como parque natural.

El PNV se muestra “perplejo” ante la decisión, que tilda de “irresponsable”, al castigar a la sociedad vasca, “tendrán que explicarlo”

Así, las grandes partidas referidas a inversiones industriales, energía o la construcción del Tren de Alta Velocidad ya acordadas con el PNV no se tocan. Las enmiendas presentadas hacen referencia fundamentalmente a tres partidas. La más relevante, por un montante de 26 millones de euros, y que ahora se retira, hacía referencia al compromiso al que se había alcanzado para que la Administración del Estado asumiera el desfase económico que arrastraba la Fundación par la Formación Profesional, (Hobetuz) referidas al destino de fondos públicos a cursos de formación y que el Estado consideraba no suficientemente justificados. En las negociaciones que mantuvieron PP y PNV se acordó que esta cuestión se resolvería de modo que sería el Gobierno central quien se haría cargo de esa cantidad y daría por zanjado una cuestión que hace referencia a cursos realizados en el periodo 1996-1999. De prosperar la enmienda hoy presentada por el PP, y que aún debería superar el trámite en el Congreso, correspondería al Gobierno de Iñigo Urkullu hacerse cargo de esa cantidad.

“Concebido para castigar al PNV”

Otra de las partidas que el PP ha decidido modificar hace referencia a los 5,5 millones que el Estado iba a invertir en Cidetec, organismo que agrupa a parques tecnológicos de Guipúzcoa y que ahora se retira. Por último, la modificación de partidas presentada esta mañana incluye alterar una partida por importe de 3 millones de euros que iba a ir destinada a Biscay Marine Energy Plataform, un centro de investigación de energía marina ubicado en Armitza (Vizcaya) que si finalmente se aprueba la enmienda dejará de percibir esa cantidad.

El resto de grandes inversiones se mantendrán, fundamentalmente las referidas al Tren de Alta Velocidad, el proyecto estrella de la Administración Ventral y vasca y cuyo plan de ejecución ya se acordó en la negociación presupuestaria de 2017.

El PNV ha afirmado que las tres enmiendas con las que los populares pretenden “castigar” a la sociedad vasca generan “extrañeza e incomprensión” al referirse a partidas que carecen de “trasfondo político”: “Si lo que buscaban era saldar algún tipo de cuenta con el PNV lo único que pueden conseguir es penalizar al conjunto de la ciudadanía vasca”.

Los nacionalistas vascos apelan al resto de formaciones con representación en el Senado y en el Congreso, “y de un modo especial a los diputados y diputadas vascos” a que actúen para que “no prospere esta iniciativa” de l PP “concebida para castigar al PNV” pero que penaliza al conjunto de la sociedad vasca.