Susana Díaz ganaría las elecciones con su peor resultado histórico. El primer sondeo publicado elaborado por Gad3 y publicado por ABC, con 4.800 entrevistas telefónicas hechas entre el 14 y el 30 de noviembre, anticipa un panorama difícil para la gobernabilidad en Andalucía, donde el PSOE conseguiría su peor resultado histórico y Vox entraría con fuerza en el Parlamento andaluz, con una horquilla de 8 a 10 diputados.

La pronunciada caída del PSOE le dejaría por primera con menos de 40 escaños en la cámara regional. Los 47 diputados que obtuvo Susana Díaz 2015 quedan reducidos a entre 36 y 38. Hasta las elecciones andaluzas de hoy, la cota más baja de los socialistas había sido los 45 escaños de 1994. Los partidos de izquierda no tienen asegurada una mayoría absoluta, situada en 55 escaños.


El Partido Popular acusaría también un fuerte descenso perdería de 11 a 7 diputados, quedando con entre 22 y 26 escaños frente a los 33 que consiguió en 2015. Vox le robaría votos a los populares y conseguiría entre 8 y diez escaños.

Adelante Andalucía se mantendría en su posición: si Podemos e IU sumaron 20 asientos en el Parlamento andaluz, ahora la coalición conseguiría de 18 a 20 escaños. De las fuerzas presentas en la cámara regional, Ciudadanos sería la más beneficiada en el sondeo: duplicaría su representación en la cámara. Si en las últimas andaluzas se alzaron con 9 diputados, ahora obtendrían de 19 a 21. Junto a él, el partido de Santiago Abascal consigue un resultado histórico e irrumpe con entre 8 y 10 diputados.