Política | Sociedad

El cadáver hallado en El Campillo es el de la profesora zamorana Laura Luelmo

El cuerpo fue encontrado a las 12.00 horas por un vecino, mientras paseaba por una zona cercana a la localidad

logo
El cadáver hallado en El Campillo es el de la profesora zamorana Laura Luelmo
Retrato de Laura Luelmo publicado por SOS Desaparecidos.

Retrato de Laura Luelmo publicado por SOS Desaparecidos.

Resumen:

La Guardia Civil ha confirmado que el cadáver hallado a las afueras de El Campillo (Huelva) es el de Laura Luelmo, la joven desaparecida el pasado jueves. El cuerpo fue encontrado a las 12.00 horas por un vecino, mientras paseaba por una zona cercana a la localidad. Inmediatamente ha avisado a las autoridades y los cuerpos de seguridad se han desplazado al lugar.

El hallazgo del cadáver lo ha avanzó el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Gómez de Celis, en declaraciones a los periodistas en El Campillo.

La denuncia de la desaparición de esta joven de 26 años la interpuso su familia el pasado jueves en la comisaría de Zamora, después de que no tuvieran noticias de ella desde la tarde anterior, cuando salió a correr por El Campillo, llevando el móvil y una cartera.

Laura Luelmo se incorporó a principios de mes como profesora en el Instituto de Educación Secundaria Vázquez Díaz de Nerva, una localidad próxima a El Campillo.

En las últimas horas, la búsqueda de la joven se había centrado en el rastreo de cuevas, pozos y grutas por parte de agentes de la Guardia Civil y la Policía Local, después de que, la pasada noche, las patrullas recorrieran pistas forestales y caminos de la zona en vehículos.

Consternación en el pueblo

Isidoro Romero, director del IES Vázquez Díaz de Nerva (Huelva) -adonde la joven Laura Luelmo se incorporó el pasado 4 de diciembre- ha asegurado que “estaba integrada y había empatizado mucho con el alumnado”.

En declaraciones a los medios de comunicación, Romero ha manifestado el apoyo a la familia de la joven zamorana, y ha mostrado la consternación de todo el claustro de profesores y del alumnado del centro por lo sucedido.

“Toda la comunidad educativa está muy consternada”, ha indicado, explicando que lo que el pasado jueves, al notar su ausencia, eran cábalas ante la posibilidad de que pudiera estar enferma, se tornó en preocupación el viernes, “un mal día”, cuando “seguía sin coger el teléfono y la compañera que le prestó la casa nos comentó que la Policía Judicial le había pedido las llaves para entrar en ella”.

La situación, ha indicado, está generando “nervios y falta de concentración”, de ahí que desde el centro se haya decidido suspender esta semana las actividades extraescolares, aplazar las evaluaciones hasta después de Navidad y trabajar con los alumnos desde un punto de vista educativo sobre lo que está sucediendo al objeto de “calmarlos sobre los falsos bulos que ellos se crean y transmitir un mensaje de tranquilidad, solidaridad y respeto hacia Laura”.