España | País Vasco | Política

Víctimas del terrorismo se manifestarán en el homenaje al primer asesino de ETA

La izquierda abertzale recordará mañana en Tolosa a Txabi Etxebarrieta, que mató a José Antonio Pardines, el primer asesinato de ETA, y que murió poco después en un tiroteo con la Guardia Civil.

logo
Víctimas del terrorismo se manifestarán en el homenaje al primer asesino de ETA

Resumen:

Fue el primer asesino y el primer muerto de ETA. Ocurrió el 7 de junio de 1968, en la carretera N-1, en Aduna, cerca de Tolosa. Txabi Etxebarrieta, el que estaba considerado uno de los ideólogos de ETA, y otro miembro de la banda, Iñaki Sarasketa, fueron interceptados en un control policial por el agente de la guardia civil, José Antonio Pardines. Los disparos de Etxebarrieta abrieron la senda oscura de 853 asesinados de ETA y el de terroristas de la banda muertos. Etxebarrieta disparó y mató a Pardines y huyó. Fue interceptado sólo horas después y murió en el tiroteo que protagonizó con agentes de la Guardia Civil. Mañana, el asesino y la víctima serán homenajeados. El primero en Tolosa, el segundo en su pueblo natal, Malpica, (A Coruña).

El recuerdo a Pardines será íntimo. Algunos de sus compañeros de la Guardia Civil realizarán una sencilla ofrenda floral en el cementerio de Malpica ante su tumba. Nada oficial. En cambio, el recuerdo a Etxebarrieta se espera que cuente con cuentos de asistentes. El miembro de ETA, cuya figura durante décadas ha sido presentada como la de un héroe y un ‘martir’ de la lucha por parte de la izquierda abertzale, cuenta incluso con una asociación que defiende su memoria.

Precisamente ayer se estrenó el documental ‘N-1, historia de la primer víctima de ETA’ producido por la Fundación Miguel Angel Blanco y dirigido por Felipe Hernández Cava. En él se relata lo sucedido la tarde del 7 de junio de 1968 en Aduna (Tolosa), un punto de inflexión en la historia de ETA al abrir la puerta a los asesinatos. En él se hace un repaso, a través de testimonios de personas que les conocieron, tanto por la vida de José Antonio Pardines como por la figura de Etxebarrieta y su papel en el devenir de la banda. El documental está ideado como un recuerdo y homenaje a las víctimas del terrorismo.

Herritar Batasuna

El acto programado para mañana por la tarde en el mismo punto en el que Etxebarrieta murió en el tiroteo con la Guardia Civil ya ha sido denunciado por las víctimas del terrorismo, que lo consideran una humillación. La AVT lo ha hecho ya ante la Audiencia Nacional y el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (COVITE) ha anunciado que si finalmente se celebra el acto anunciado también lo remitirá a la Audiencia Nacional.

Esta previsto que una delegación de la AVT se concentre ente los asistentes mañana al homenaje. Ya el año pasado, con motivo del 50 aniversario del asesinato de Pardines y ede la muerte de Etxebarrieta, representantes de la asociación de víctimas del terrorismo se manifestaron en silencio durante el acto de homenaje el miembro de ETA. El recuerdo a Etxebarrieta está impulsado por la formación Herritar Batasuna (HB), una corriente política crítica con la izquierda abertzale tradicional y de reciente creación.

Desde la AVT se asegura que la denuncia interpuesta busca que se pueda imputar no tanto un delito por enaltecimiento del terrorismo, que tras la desaparición de ETA es difícil que prospere, pero sí una denuncia por «humillación a las víctimas»: «Nosotros pedimos que al menos se establezcan sanciones por la vía administrativa, penas de carácter económico contra los organizadores de este tipo de actos que suponen una humillación para las víctimas», asegura Miguel Folguera, miembro de la Ejecutiva de la AVT. Ya el año pasado Covite denunció el homenaje celebrado y el procedimiento finalmente fue archivado.

El año pasado la izquierda abertzale convirtió el homenaje al miembro de ETA, en una defensa de la “lucha” de militantes de la organización terrorista “que es la que nos ha traído hasta aquí”. La Delegación de Gobierno en el País Vasco había pedido a la Audiencia Nacional que prohibiera el homenaje, que finalmente se celebró con la presencia de cientos de simpatizantes. Durante todo el acto no se hizo referencia alguna al agente de la Guardia Civil asesinado y en cambió se denunció la muerte de Etxebarrieta, “asesinado y rematado por la Guardia Civil”, según proclamó la histórica miembro de la izquierda abertzale, Itziar Aizpurua.