El Ayuntamiento de Valladolid propondrá al ‘cerebro’ de Madrid Central durante la legislatura de Manuela Carmena como nuevo gerente de Auvasa, la empresa pública de autobuses de la ciudad.

El consistorio vallisoletano del socialista Óscar Puente propondrá al Consejo de Administración de Auvasa la contratación de Fernández Heredia para que ocupe el lugar del actual gerente, Andrés Bernabé, que abandonará el cargo el próximo sábado, según informa Europa Press. Para el candidato, como ha reconocido a El Independiente, estar a la cabeza de Auvasa es un reto «muy interesante» en una ciudad como Valladolid, que «quiere afrontar nuevos retos de movilidad sostenible».

Fernández Heredia fue cesado en julio como gerente de la EMT

Con la llegada de Manuela Carmena (Ahora Madrid) en 2015 al Consistorio, este ingeniero de Caminos, Canales y Puertos pasó a estar al mando de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) Bajo su gestión se llevó a cabo, entre otras medidas, la remunicipalización del servicio de bicicletas eléctricas de la capital, conocido como ‘Bicimad’, y se recuperó la titularidad municipal del Teleférico, que conecta al núcleo urbano de Madrid con la Casa de Campo, según informa El País.

El pasado mes de julio, ya bajo el mandato del popular José Luis Martínez-Almeida, Fernández Heredia fue cesado de su cargo como gerente. «Es evidente como ha mejorado el servicio a los ciudadanos», señaló tras esta decisión en una carta de despedida, donde criticó la falta de colaboración del Gobierno regional: «Para llegar más lejos hubiera sido necesario la colaboración y complicidad del Consorcio Regional de Transportes de Madrid».

Promotor de Madrid Central

Aunque sin duda, una de las medidas más conocidas en la que Fernández Heredia actuó como promotor y que a día de hoy sigue siendo objeto de polémica en el escenario político municipal fue en la implantación de Madrid Central, la zona de bajas emisiones que limita el tráfico en el distrito Centro de la capital a residentes, ambulancias y servicios públicos. El ex gerente niega ser el máximo responsable de la medida del anterior Gobierno municipal y explica que desde la EMT apoyaron al proyecto con trabajos de asesoraría técnica.

Madrid Central comenzó en noviembre del año pasado. El plan estrella de bajas emisiones de Carmena abarca un total de 472 hectáreas de la capital, ocupando los barrios céntricos de Embajadores, Sol, Cortes, Justicia y Palacio y coincidiendo con el primer cinturón de circulación de la ciudad. Aunque el sistema de multas comenzó a probarse en enero, no fue hasta el 16 de marzo cuando se empezó a sancionar a aquellos que entrasen a este área con vehículos no autorizados. El nuevo alcalde, contrario a esta medida, puso en marcha una moratoria de multas con el objetivo de garantizar la seguridad jurídica de Madrid Central, pero un juzgado suspendió la decisión del regidor popular a los pocos días y restableció el sistema de sanciones.

El Gobierno de Almeida última un plan anticontaminación que no aumentará el perímetro de Madrid Central

Los planes de Martínez-Almeida pasan ahora, según informa Europa Press, por un plan anticontaminación que permita llegar en vehículo privado al centro de Madrid pero que no aumentará el perímetro de Madrid Central. También contempla la reducción del importe de 90 euros de multa por acceder al área restringida sin autorización.

Mientras, su propulsor continua respaldando el plan del anterior equipo de Gobierno. «El Ayuntamiento actual va a tener mucho más difícil el modificarlo. Si volviesen a abrir el tráfico la Gran Vía se volvería a colapsar, como vimos los días que hubo moratoria en las multas (…) Al final se van a arrepentir y harán marketing político, lo mantendrán y flexibilizarán en temas como carga y descarga», vaticinó Fernández Heredia en una entrevista en El Salto.