El ex futbolista del Fútbol Club Barcelona y de la selección española, Xavi Hernández, ha vuelto a levantar polémica este lunes tras criticar duramente a la democracia española y loar al régimen autoritario de Qatar, donde reside actualmente como entrenador del Al-Sadd.

«No vivo en un país democrático, pero creo que el sistema de aquí funciona mejor que el de allí», dice Xavi Hernández preguntado sobre la situación política de España en una entrevista con el diario Ara. «Quiero lo mejor para mi futuro y para el de mis hijos. Y lamentablemente veo que España no funciona de la mejor manera», añade cuestionado sobre si votará el 10 de noviembre.

El ex capitán culé, que en numerosas ocasiones se ha pronunciado a favor de un referéndum de independencia en Cataluña, asegura también que «se espera lo peor» en relación a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el juicio al procés independentista.

De hecho, Xavi se permite el lujo de dar consejos estratégicos a Junts per Catalunya, ERC y la CUP: «Todo el mundo mira por su interés. Tienen que hacer más equipo. Es mi consejo de entrenador. Si quieren un objetivo, tiene que ser común». En la misma respuesta, no obstante, dice ser «bastante apolítico» pero obseva «mucha injusticia en España» y eso le «afecta mucho».

El centrocampista también confiesa haber hablado por carta con alguno de los presos independentistas y critica que la situación de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, en especial, «no tiene nombre».

Sobre el régimen autoritario en el que reside, se deshace en loas. «Aquí hay muchas ventajas. La tranquilidad, la seguridad… no tenemos llave de casa, dejas el coche encendido…», desglosa, para confesar que su mujer le pide continuar en el país asiático al margen de su carrera. «En Qatar la gente es feliz», defiende Xavi Hernández.