El Tribunal de Cuentas instruye un procedimiento de reintegro por alcance al apreciar irregularidades contables en la gestión de ayudas asistenciales concedidas por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social a la fundación que presta asistencia sanitaria a los emigrantes españoles residentes en Venezuela que carecen de recursos.

Las actuaciones que tramita el máximo órgano de fiscalización de las administraciones públicas se iniciaron a raíz del escrito presentado el 3 de abril de 2018 por la interventora delegada del entonces Ministerio de Empleo y Seguridad sobre presuntas anomalías que, durante las tareas de control financiero permanente, habría cometido la Consejería de Empleo y Seguridad Social en Venezuela en la gestión de las ayudas asistenciales extraordinarias correspondientes a los ejercicios 2015 y 2016. En esos años, al frente del Ministerio se encontraba Fátima Báñez (PP).

Se trata, en concreto, de las subvenciones que se transfirieron a la Fundación España Salud (FES), una entidad creada en Venezuela en 2006 con la finalidad de prestar asistencia médico-quirúrgica y farmacéutica a los emigrantes españoles. De modo particular, a los beneficiarios de pensiones asistenciales y contributivas. 

El órgano fiscalizador tramita un procedimiento de reintegro por irregularidades en las ayudas a la Fundación España Salud (FES)

En un edicto firmado digitalmente el pasado 20 de enero, el Tribunal de Cuentas hacía público que estaba siguiendo este procedimiento de enjuiciamiento contable y abría un plazo de nueve días para que los interesados puedan personarse en los autos para mantener u oponerse a la pretensión de responsabilidad antes de que se señale la fecha del juicio. No ha trascendido el importe de la liquidación provisional, por la que tendrán que responder previsiblemente funcionarios de la citada Consejería.

En la etapa de Jesús Caldera como titular del ramo, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales dictó una orden por la que se establecían las bases reguladoras de la concesión de ayudas de carácter asistencial correspondientes a programas de actuación en favor de los emigrantes españoles, entre ellas las destinadas a proporcionar cobertura sanitaria a aquellos con escasos recursos económicos.

Convenio vigente

El último convenio firmado entre el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social con la Fundación España Salud se firmó el 19 de septiembre de 2019 entre el secretario general de Inmigración y Emigración, Agustín Torres Herrero, y el director del comité de dirección de la citada entidad, Álvaro Gómez Rodríguez.

En virtud de este acuerdo, el departamento dirigido entonces por Magdalena Valerio se comprometía a abonar a la FES durante el pasado año 1.335.313 euros, a razón de 699,85 euros por cada una de las 1.908 personas beneficiarias. El convenio tiene una duración de cuatro años, prorrogables por otros cuatro más.

A cambio, la fundación se comprometía a prestar el servicio de atención primaria con medios propios mediante la contratación de un equipo médico, mientras que la actividad quirúrgica la concertaría con clínicas privadas. «La atención especializada ambulatoria se concertará por parte de la Fundación España Salud con algunos centros de emigrantes españoles que disponen de instalaciones y equipos médicos adecuados en Caracas, y en el interior del país con médicos o clínicas privadas», añade.

Es la Consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social de la Embajada de España en Venezuela la que ha de entregar a la FES la relación de personas que reúnen los requisitos para ser beneficiarias de las citadas prestaciones.