Política

La Moncloa recurre a un contrato 'puente' para no dejar sin restaurante al personal de Presidencia

La insolvencia de la anterior empresa adjudicataria dejó en la calle al personal del restaurante y de la cafetería de la sede presidencial | Una compañía se encargará hasta marzo de los servicios de cátering a la espera de que se adjudique el contrato definitivo para los próximos años

El Palacio de La Moncloa abre sus puertas a las visitas

El Palacio de La Moncloa abre sus puertas a las visitas LA MONCLOA

El Gobierno ha recurrido a un contrato ‘puente’ para que, durante 45 días, la Moncloa disponga de un servicio de cátering tras el cierre de su restaurante y bar-cafetería por la insolvencia de la anterior empresa adjudicataria, Dulcinea Nutrición, y los impagos a sus trabajadores. De esta forma, el Ejecutivo ha ganado tiempo hasta que se adjudique el contrato definitivo que dotará al complejo presidencial de un servicio de restauración durante los próximos cuatro años.

Los males para el servicio de restauración de la Moncloa llegaron el pasado mes de septiembre. No era la primera vez. Hace dos años, según explica Madridiario, ya hubo problemas con la empresa de Ramiro Jaquete. Este empresario asturiano del cátering llevaba años a cargo del restaurante, el autoservicio, la cafetería y el bar de las distintas dependencias del Ministerio de Presidencia. Pero, tras una relación con los empleados que fue a peor —con «retrasos e impagos» de las nóminas, según denunció entonces CCOO— la empresa de Jaquete quebró.

El nuevo contrato mixto tiene un valor estimado de más de 10 millones e incluye los servicios de restauración, de máquinas vending y de limpieza en varias zonas del Complejo

Tras otro concurso llegó una nueva empresa, Dulcinea Nutrición. Con experiencia en los servicios de restauración de otros ministerios, esta compañía de Puertollano comenzó su andadura en la Moncloa en julio de 2017 y tenía por delante cuatro años de contrato. Los impagos, en este caso, llegaron hace unos meses y el Gobierno se vio obligado a cancelar el acuerdo. Como consecuencia, una treintena de trabajadores de la cafetería se quedó sin empleo y sin poder cobrar el paro, ya que Dulcinea Nutrición los subrogó a la siguiente contrata, según informó eldiario.es. Una parte de esos trabajadores, de hecho, demandó a Presidencia y a la firma. Todos ellos, según CCOO, continuarán en la calle y sin salario hasta que una empresa adjudicataria se haga cargo de la explotación de la cafetería.

Para atajar esta situación, con los servicios de restauración de la Moncloa en el limbo, la Subsecretaría del Ministerio de Presidencia publicó de urgencia el pasado 22 de enero el anuncio de licitación de un contrato mixto para la concesión de los servicios de restauración y los de limpieza del edificio durante los próximos cuatro años. Pero para que el personal de Presidencia no se quedase sin sus servicios de alimentación, el Gobierno recurrió a una solución especial y provisional. Así, justo un día antes, el 21 de enero, y tras ganar otro concurso público, el Grupo Nazabal se hizo cargo de los servicios de cátering de la Moncloa, pero sólo para los 45 días siguientes, según recoge el anuncio de licitación publicado en la Plataforma de Contratación. Es decir, hasta el mes de marzo, esta empresa será la responsable de la restauración que se preste en el edificio, todo ello mientras que el proceso del contrato mixto y definitivo continúa abierto.

Nazabal fue seleccionada entre otras dos empresas y cuenta con 34.966,16 euros para poder realizar los trabajos de catering. Tal y como se detalla en el ‘certificado de insuficiencia de medios’, este servicio «responde a la necesidad de ofrecer una respuesta alternativa al personal que presta servicio en este Complejo y a sus acompañantes y visitantes, debido al cierre de los servicios de restaurante-autoservicio y bar-cafetería por la insolvencia de la empresa adjudicataria [Dulcinea Nutrición]».

Menús a 4,95€ y desayunos a 1,34

El contrato mixto de restauración-limpieza que ahora mismo continúa en pleno proceso de licitación tiene un valor estimado de 10.231.632 euros, con un presupuesto base de 2.144.616 euros sin contar impuestos. De momento, el Gobierno ha decidido ampliar el plazo de presentación para que las empresas puedan proponer sus ofertas. Pero gracias a la memoria económica de la licitación se conocen detalles como el precio medio sin IVA que se calcula, por ejemplo, para los menús y los desayunos de la cafetería de la Moncloa.

En la carta de la cafetería-comedor habrá menús y platos combinados a 4,96 euros; desayunos, cafés, infusiones y bollería a 1,34; bocadillos, raciones y pinchos a 1,86 y bebidas a 1,05. Además, la empresa ofrecerá ‘comidas de protocolo’ a 28,93 euros. Por otro lado, la empresa deberá desplegar máquinas vending por el complejo, hacerse cargo de la limpieza del comedor, de las cafeterías, de las cocinas y de los offices ubicados en los distintos edificios del Complejo.

Comentar ()