El Rey Felipe VI ha decidido renunciar a la herencia de Don Juan Carlos «que personalmente le pudiera corresponder», ha anunciado este domingo la Casa del Rey, en un comunicado en el que también avanza que Don Juan Carlos deja de percibir la asignación que tiene fijada en los Presupuestos de la Casa de S.M. el Rey.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

En un duro comunicado, la Casa Real se refiere a las informaciones aparecidas en las últimas semanas en los medios de comunicación, incluida la que el sábado publicó The Telegraph y en la que se revelaba que Don Juan Carlos era beneficiario de una sociedad offshore presuntamente creada para recibir una donación procedente de Arabia Saudí en el año 2008. En esa fundación aparece, según la información de este medio, Felipe VI como beneficiario en caso de que herede el fondo.

La Casa Real recuerda que en su discurso de proclamación Felipe VI se comprometió a «velar por la dignidad de la Institución, preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente, como corresponde a su función institucional y a su responsabilidad social».

En «coherencia» con esas palabras, dice el comunicado, y con la finalidad de «preservar la ejemplaridad de la Corona», Felipe VI comunica su decisión de «renunciar a la herencia de Don Juan Carlos que personalmente le pudiera corresponder, así como a cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada».

Sobre su figuración como beneficiario de la Fundación Lucum a la que se refiere la información de The Telegraph, Felipe VI asegura que tuvo conocimiento de ello el 5 de marzo de 2019 y que inmediatamente acudió al notario para declarar que no tenía conocimiento previo de ello y que había dirigido una carta a su padre para solicitar explicaciones.

En el mismo comunicado, la Casa Real incluye varias apreciaciones de Juan Carlos I, en la que subraya que «en ningún momento» hizo saber a Felipe VI que había sido designado beneficiario de estas fundaciones.