Sociedad | Sucesos

Consternación por la doble masacre de EEUU: 30 muertos y decenas de heridos

Familiares de las víctimas de la masacre de El Paso en una iglesia.

Familiares de las víctimas de la masacre de El Paso en una iglesia. DPA

La doble masacre perpetrada este fin de semana en Estados Unidos, una en El Paso (Texas) con 20 muertos y otra en Dayton (Ohio) con al menos 10 fallecidos, ha consternado al país, que se ha visto sacudida por dos tiroteos en menos de 24 horas.

En relación a los hechos de El Paso, el jefe de la Policía de la ciudad, Greg Allen, ha confirmado que 20 personas han muerto y al menos 26 han resultado heridas -9 de ellas continúan en estado muy crítico- por los disparos efectuados  por un hombre armado en unos grandes almacenes de la cadena Walmart en la localidad estadounidense.

De momento se tiene constancia de un detenido, de 21 años, según ha confirmado el gobernador adjunto del estado, Dan Patrick, a la cadena Fox News. El sospechoso ha sido identificado como Patrick Crusius, natural de Dallas, por las mismas fuentes. En su declaración, el joven ha dejado claras sus intenciones al perpetrar la masacre:  «Mi objetivo era matar al mayor número de mexicanos posible».

Crusius había escrito y publicado poco antes del tiroteo un manifiesto en una web aludiendo a la «invasión latina», según informa El Mundo. En el texto también hacía referencia a la masacre de marzo en Nueva Zelanda, en la que un hombre asesinó a 51 fieles en una mezquita.

La cadena local KTSM ha publicado una imagen del presunto autor, confirmada según sus propias fuentes, en la que se aprecia a un joven vestido con camiseta negra, pantalones cortos y protectores auditivos entrando en el centro comercial con un fusil de asalto. Testigos del suceso han verificado esta descripción a la cadena ABC.

La mayoría de las víctimas se encontraban en este centro comercial comprando artículos para la vuelta al colegio, según han informado varios medios locales. De los heridos, nueve se encuentran en estado crítico y otros dos han sido estabilizados, según ha informado un portavoz del centro médico Del Sol a la cadena CBS.

La Policía de El Paso ha dado la situación por «controlada provisionalmente» y está investigando si alguien más participó en el tiroteo, según el sargento Robert Gomez, portavoz policial.

En una rueda de prensa, el gobernador de Texas, Greg Abbott, ha dicho que «se trata de uno de los días más mortíferos en la historia de este estado». El fiscal general de Texas, Ken Paxton considera que el manifiesto publicado por el sospechoso en las redes sociales «podría ayudar a arrojar luz sobre lo ocurrido».

Sobre este manifiesto también ha hablado el jefe de la Policía de El Paso (Texas) Greg Allen que cree que demuestra que hay un «nexo potencial» con un crimen de odio. Las autoridades no han desvelado más detalles y han informado de que continuarán con la investigación.

«Terribles tiroteos en El Paso, Texas. Los datos que tenemos hasta ahora son muy malos, muchos muertos. Continuamos trabajando con las autoridades estatales, locales y con la Policía. He hablado con el gobernador para ofrecerle el apoyo total del Gobierno Federal. Que Dios proteja a todos», ha manifestado el presidente Donald Trump a través de la red social Twitter.

Rápida actuación policial en Ohio

En Dyton (Ohio), al menos 10 personas, incluido el atacante, han fallecido, mientras que otras 16 han resultado heridas tras el tiroteo.

El atacante, según informa El País, abrió fuego frente a un bar matando a una decena de personas. Sin embargo, el tiroteo duró poco gracias a la fuerte presencia de la policía en la zona, que acabo con el autor en menos de un minuto.

Con el de Ohio, Estados Unidos suma tres tiroteos en una semana y más de 250 ataques con armas de fuego en lo que va de año. Los dos sucesos de este fin de semana, que dejan al menos 30 muertos, suponen las 24 horas más sangrientas de Estados Unidos desde octubre del 2017, después de la masacre perpetrada por un hombre desde un hotel de Las Vegas, que acabó con la vida de 58 personas, según El Confidencial.

Consternación y apoyo a las víctimas

Las reacciones ante lo ocurrido en Texas no han tardado en llegar a España. El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha admitido sentirse «consternado» por los «terribles ataques» y ha enviado sus «mejores deseos» a los heridos en la masacre: «Libertad y convivencia frente al odio y la violencia sinsentido que destroza vidas inocentes», ha manifestado Sánchez en su cuenta de Twitter.

Un sentir compartido por otras formaciones políticas del país. «El PP, y estoy absolutamente seguro que el conjunto de todos los españoles, estamos con las víctimas», ha señalado el vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Montesinos, en una rueda de prensa en Málaga.

Por su parte, Podemos ha asegurado que la muerte de las 20 «son las terribles consecuencias de los discursos de odios, de la xenofobia y del racismo».»20 inocentes perdieron su vida ayer tras el tiroteo en El Paso, Texas. Toda nuestra solidaridad con las familias de las víctimas», ha publicado la formación morada en su cuenta de Twitter.

 

 

Te puede interesar

Comentar ()