Ángel Ansó, exdirector regional de NH Hoteles en la Zona Norte, ha afirmado que durante una conversación con personal del Espanyol, que viajó a Pamplona para disputar un partido contra Osasuna, escuchó «claramente» que dos temporadas atrás habían recibido dinero por empatar contra Osasuna.

Ansó, que ha declarado como testigo en el juicio del caso Osasuna, ha explicado que en la época en que se produjo esa conversación (2016) tenía su despacho en el Hotel NH Iruña Park de Pamplona, donde habitualmente se alojaba el Espanyol en sus viajes para disputar partidos contra Osasuna. Después del descenso a Segunda División de 2014, Osasuna ya había vuelto a Primera y jugaba contra el Espanyol.

Según ha explicado, «yo llegué al hotel, había un grupo de personas -del Espanyol- allí y alguna de ellas me saludó, me conocían de otros viajes y me quedé en el grupo charlando con ellos, y dos o tres de ellos comentando los últimos partidos dijeron claramente que ellos habían recibido un dinero por el empate último del Espanyol -Osasuna y Espanyol empataron en la penúltima jornada de la temporada 13/14-«. «Lo dijeron dos empleados del club, que yo no los conocía de nada, además. Lo dijeron en el grupo que estábamos ocho o diez personas. No dijeron ni la más mínima cantidad. Dijeron que de ese partido recibieron un dinero», ha afirmado.

Según ha añadido, «llevaban chaqueta del chándal del Espanyol». «No podría identificar a estas personas, ellos me conocían a mi más fácil por venir aquí», ha indicado.

Además, ha señalado que no se ha reunido con nadie antes de realizar esta declaración y que «no sabía ni por qué me llamaban» a declarar como testigo. Ha explicado que no denunció lo que escuchó porque «no le di mayor importancia, ni se me ocurrió».