«Estas cosas solo me pasan en Madrid». Así calmaba Joaquín Sabina a los miles de seguidores que permanecían en vilo tras la caída que el artista ha sufrido este miércoles durante un concierto en la capital junto a Joan Manuel Serrat.

Sabina celebraba con esta interpretación su 71 cumpleaños, la segunda actuación esta semana en la capital como parte de la gira ‘No hay dos sin tres’ que realiza con el cantante catalán como pareja. En torno a las 21 horas —30 minutos después de comenzar el recital—, mientras presentaba su famosa canción ‘Mediterráneo’ y andaba por el escenario del WiZink hablando «con total claridad», se ha caído de frente, donde «ya no había escenario», según informa Europa Press.

Los sanitarios se han llevado al cantante en camilla, mientras el público permanecía en vilo y lo despedía entre aplausos. Unos minutos más tarde, la megafonía ha anunciado que estaban «examinando el golpe» que había recibido el cantante, pero que estaba consciente y hablaba. «Les pedimos unos minutos de tranquilidad y cuando tengamos seguridad de que podemos continuar o no, se lo diremos», han explicado.

El cantante jienense se ha dado un fuerte golpe al precipitarse a la zona que separa el escenario del público. Sabina se quejaba de un fuerte dolor en el hombro, principalmente, por lo que se ha determinado, por parte del equipo médico —pertenecientes a la empresa privada Santa Sofía— y el propio artista, su traslado hasta un centro hospitalario de Madrid.

Pero minutos más tarde y ante una enorme ovación del público, el músico reaparecía en el escenario en una silla de ruedas ayudado por Serrat y con un hombro fracturado. «Queridos amigos, estas cosas solo me pasan en Madrid y lo siento muchísimo. Me he dado un golpe muy fuerte en el hombro, me duele mucho y tenemos que suspender el concierto con todo el dolor de mi corazón», ha explicado, visiblemente afectado.

Seguidamente, Serrat ha cogido el micrófono y ha asegurado que el concierto de este miércoles se repetirá el 22 de mayo. «No tiren las entradas los que quieran venir. Volveremos aquí para quitarnos la espina», ha concluido.

El concierto de los dos artistas forma parte de ‘No hay dos sin tres’, la tercera gira que realizan en pareja y en la que comparten repertorio a lo largo de 17 conciertos. Sabina y Serrat actuaban por cuarta vez este miércoles en Madrid tras los conciertos que tuvieron lugar el 20 y 21 de enero, además del 11 de febrero.

Desde la promotora han indicado a Europa Press que a todas aquellas personas que compraron sus entradas a través de los canales oficiales, El Corte Inglés, se les facilitará la devolución del dinero o el canje por una entrada para el concierto del día 22.

Fue en este mismo escenario cuando, en junio de 2018, Sabina tuvo que abandonar un concierto a mitad del espectáculo al quedarse «totalmente mudo». Semanas atrás, el cantante también tuvo que aplazar un concierto al ser hospitalizado tras un problema circulatorio.