Once personas han perdido la vida en accidentes acuáticos ocurridos durante el pasado mes de junio en la Comunidad Valenciana. Ante estas cifras, la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, a través del Servicio de Emergencias Sanitarias (SES), ha recordado la conveniencia de tomar precauciones durante el verano para poder disfrutar del baño y de los deportes acuáticos, con el fin de evitar posibles ahogamientos.

Las recomendaciones que realizan los profesionales en emergencias sanitarias a cualquier bañista y deportista del medio acuático se centran en la elección de lugares seguros para el baño, que cuenten con servicios de socorrismo y seguir siempre las indicaciones que se efectúen en cada momento.

Respetar el significado de las banderas en la playa y evitar el baño a solas o si se ha consumido alcohol son otros consejos a tener en cuenta, ha indicado la Generalitat en un comunicado.

Este año, como ya ocurriera el verano pasado, Sanidad apunta que se han de seguir, además de las recomendaciones habituales, las que se determinen derivadas de la pandemia por COVID-19.

Al respecto, la directora del SES, Begoña Arcos ha resaltado la importancia de evitar el baño en solitario, puesto que, en caso de presentarse un problema de salud, el tiempo de demora en alertar a los servicios de emergencias «puede ser vital». Además, aconseja que el ejercicio durante el baño se adapte a la propia condición física y a la edad, de cara a evitar un exceso de esfuerzo, algo a tener «muy en cuenta» fundamentalmente en adultos de edad avanzada.

Especial hincapié ha hecho la directora del SES sobre los niños y niñas, como uno de los colectivos «más vulnerables de sufrir ahogamientos». Por ello, ha insistido en que hay que vigilarles «siempre y no dejarles nunca solos», especialmente en las piscinas, donde «un descuido puede ser fatal».

Begoña Arcos ha remarcado también que no hay que bañarse inmediatamente después de las comidas. «Uno de los factores que puede influir en que se dé con mayor facilidad la pérdida de conciencia o un mareo, es la digestión como consecuencia del propio proceso, lo que puede desencadenar en un ahogamiento», ha afirmado.

La Conselleria de Sanidad recuerda que, en caso de presenciar un accidente acuático, se ha de avisar inmediatamente al 112. Acto seguido, si se conoce cómo realizar un masaje cardíaco, es «fundamental» para la supervivencia iniciar una reanimación cardiopulmonar básica hasta la llegada de los servicios sanitarios.

En caso de desconocer la técnica, esta puede ser explicada telefónicamente por uno de los médicos coordinadores del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU), tras haber llamado al 112.

Once personas ahogadas en junio

Durante el pasado mes de junio han perdido la vida once personas en accidentes acuáticos sucedidos en la Comunitat Valenciana. Además, entre el 1 de junio y el 31 de agosto de 2020 murieron un total de 42 personas por ahogamiento en playas, piscinas o espacios naturales. Esa cifra supuso el 42 por ciento del total de accidentes acuáticos atendidos durante ese periodo por los servicios sanitarios de emergencia de la Generalitat.

Ante estas cifras, los expertos insisten en que se puede prevenir estos accidentes y disminuir sus consecuencias, siguiendo unas mínimas normas de seguridad como las descritas anteriormente. Asimismo, insisten en que un ahogamiento puede producir la muerte, pero también secuelas graves como lesiones pulmonares o daños cerebrales irreversibles.