El Villarreal se quedó a las puertas de llevarse la Supercopa de Europa al caer (1-1) este miércoles ante el Chelsea en la tanda de penaltis (6-5) de la final celebrada en el Estadio de Windsor Park.

El cuadro español reaccionó en la segunda parte, donde logró el empate de Gerard Moreno tras el 1-0 de Ziyech. Le faltó puntería al ‘submarino’ para llevarse el segundo título de su historia y tras una prórroga donde mejoró el Chelsea, la tanda de penaltis trajo el título ‘blue’ en la parada de Kepa, que saltó con ese cometido en el 120′, a Albiol.