ACE Barcelona, empresa organizadora de la 37ª edición de la America’s Cup en la capital catalana, mantiene intacta la hoja de ruta para el desembarco de la competición deportiva internacional más longeva del planeta. La empresa organizadora de la 37ª America’s Cup avanza con el plan establecido para que Barcelona albergue la “edición más destacada y espectacular en la larga historia del torneo”.

Al margen de las conversaciones continuas y de «trabajar estrechamente» con las autoridades locales y el Port de Barcelona, desde ACE Barcelona han destacado que los preparativos para que la capital catalana acoja la próxima edición de la America’s Cup están «muy avanzados».

Después de la asignación de las bases de los cinco sindicatos participantes y su distribución por diferentes áreas del Port Vell, sus respectivos equipos de tierra ya han iniciado los trabajos de diseño para crear “lugares envolventes, inclusivos y atractivos” para el gran público, pero sin perder la funcionalidad prevista de albergar a cada participante en su preparación.

Desde la organización establecida por el vencedor de la regata, Emirates Team New Zealand, como única autoridad en la planificación, gestión y realización del evento, sostienen que la preparación de la sede va al ritmo previsto con vistas a acoger las primeras regatas oficiales a partir del mes de septiembre de 2024. Una fecha para la cual, los cinco equipos participantes ya han comenzado a prepararse también en el agua.

Entrenamiento

De hecho, de entre los cinco equipos en liza, el INEOS Britannia – que espera botar a finales de mes en Palma la embarcación de entrenamiento– ha sido el único que no se ha ejercitado esta semana. Algo que sí ha podido hacer por primera vez la tripulación del Luna Rossa Prada Pirelli después de la espectacular y mediática botadura de su prototipo LEQ12 el pasado jueves en Cagliari.

En paralelo, el Alinghi Red Bull ha continuado con sus test en aguas barcelonesas a bordo de su BoatZero. Una puesta a punto que, según afirman desde el entorno del sindicato suizo, progresa adecuadamente en la misma línea que la evolución de los defensores del título, Emirates Team New Zealand, después de haber completado una nueva semana de trabajo con su nuevo AC40 en aguas del golfo de Hauraki, en Auckland.

Por último, el NYYC American Magic también volvió a las aguas de su base, en la bahía de Pensacola (Florida), con la botadura del AC75 Patriot, la empbarcación con la que compitió en la última edición de la America’s Cup celebrada en aguas neozelandesas.