Sucesos

Los Mossos desalojan la 'rave' ilegal de Llinars tras 36 horas de fiesta

36 horas después de su inicio, la fiesta ilegal en Llinars sigue en pie y los Mossos tienen previsto intervenir en las próximas horas

Los Mossos desalojan la 'rave' ilegal de Llinars tras 36 horas de fiesta

Los Mossos, en la rave ilegal de Llinars del Vallès. MOSSOS

Los Mossos d’Esquadra han irrumpido este sábado en la macrofiesta ilegal que se celebraba desde la tarde del 31 de diciembre en una nave abandonada del Llinars del Vallès (Barcelona). La policía autonómica había evitado actuar hasta el momento para evitar males mayores, aunque finalmente los agentes han detenido el evento en el que participaban cientos de personas.

Durante la entrada de los Mossos se han vivido algunos momentos de tensión cuando los participantes en la fiesta se han encarado con los agentes. Finalmente, los policías autonómicos se han hecho con la situación, han detenido la música, han identificado a las personas que abandonaban el reciento y mantienen rodeadas a otras 100 que aún no lo han hecho.

«Se prevé que la actuación se alargue», ha comunicado el cuerpo en un tweet. Finalmente, el operativo se ha saldado con la detención de los tres organizadores de la fiesta. Podrían enfrentar sanciones de hasta 600.000 euros.

Acción ‘muy organizada’

El alcalde de Llinars del Vallès (Barcelona), Martí Pujol, ha asegurado hoy que la fiesta «rave» ilegal que se celebra desde el día 31 de diciembre en una nave industrial abandonada del municipio es una «acción muy bien organizada», detrás de la cual se encuentran personas extranjeras.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Pujol, que vive en una masía cercana al lugar, tiene la sensación de que esta mañana «había gente que ya iba de retirada y que hay menos coches que ayer», ya sea por el aviso de que la policía los desalojaría o porque «ya se han cansado».

En la zona hay actualmente una dotación de los Mossos d’Esquadra y otra de la policía local.

Pujol ha relatado que los vecinos empezaron a detectar movimiento en la zona a media tarde del día 31 y desde el municipio ya se envió una patrulla de la policía local y se cortaron los accesos con bloques de hormigón New Jersey, pero «los retiraron».

A su juicio, los participantes «estaban dispuestos a entrar allí sí o sí» en una «acción muy bien organizada, con la mayoría de los participantes extranjeros, de Italia, Francia, Holanda», que han circulado con sus furgonetas por Europa durante varios días. 

Tras agradecer los refuerzos policiales que ofrecieron en un primer momento los ayuntamientos de Sant Antoni de Vilamajor y Cardedeu, el alcalde ha sostenido que los organizadores son también extranjeros, porque «los camiones que llevan los equipos de música y de manutención tienen matrículas extranjeras, es gente que va por Europa buscando ubicaciones próximas a las autopistas, de buen acceso».

El alcalde considera que «deben tener algún sistema de internet oculto, con el que se comunican con la gente que los sigue y acaban dando la ubicación y encontrándose, porque no vinieron de golpe, vienen en cascada, se lo van diciendo, y también marchan en cascada».

Respecto a la situación jurídica de la nave, la ha tachado de «muy complicada», porque hace años era una fábrica de cerámica, de capital catalán, pero «luego pasó a ser una empresa italiana, que suspendió pagos durante mucho tiempo». «Ahora la situación jurídica exacta no la puedo asegurar, pero la noticia es que estaba en concurso de acreedores», ha puntualizado.