Sucesos

La Policía cree que el motivo del asalto a la presidenta del Grupo Eulen fue el robo de su coche

Detalle de una vivienda de la calle José Bastos de Madrid en la que la presidenta del Grupo Eulen, María José Álvarez, fue atacada ayer por dos hombres armados

Detalle de una vivienda de la calle José Bastos de Madrid en la que la presidenta del Grupo Eulen, María José Álvarez, fue atacada ayer por dos hombres armados EFE

La principal hipótesis que maneja la Policía Nacional es que el asalto a mano armada de una banda a la presidenta del Grupo Eulen, María José Álvarez, fue un intento de robo con violencia cuyo objetivo era el Mercedes Benz de alta gama en el que circulaba la empresaria junto a su escolta.

Sin embargo, la Policía Judicial de Madrid no descarta otras hipótesis y continúa con la toma de declaración de testigos y el visionado de cámaras de seguridad para tratar de identificar a los cuatro o cinco autores de la emboscada, han informado a EFE fuentes policiales.

Los investigadores interrogaron ayer martes tanto a la empresaria como a su escolta, cuya reacción realizando tres disparos al aire con su pistola fue clave para que los asaltantes huyeran en los dos vehículos con los que intentaron la emboscada muy cerca de la residencia de María José Álvarez.

Tras las primeras averiguaciones, los agentes parten de la hipótesis de que el asalto pudo estar relacionado con un intento de robo del coche en el que circulaba la presidenta de la compañía dedicada a servicios de limpieza, mantenimiento o seguridad.

Los hechos se produjeron en la madrugada de este lunes en una zona exclusiva y residencial del distrito madrileño de Moncloa-Aravaca, concretamente en la calle José Bastos.

Eran sobre las 2:00 horas cuando, según creen los investigadores, un Renault Scenic y otro vehículo siguieron la ruta del coche en el que iba la empresaria.

En una calle de un solo carril y sentido, el primer coche se situó por delante del Mercedes de las víctimas, mientras que el segundo cortaba el paso a sus espaldas.

En ese momento, dos individuos encapuchados se bajaron del Renault y apuntaron con sendas pistolas al coche en el que viajaba la presidenta de Eulen. Su escolta reaccionó rápidamente sacando su arma y disparando en tres ocasiones.

Además, el trabajador personal de la empresaria realizó una maniobra al volante para tratar de zafarse de los asaltantes, pero acabó chocando con una farola y el muro de una urbanización.

Los servicios sanitarios de Samur-Protección Civil atendieron posteriormente a María José Álvarez, que sufrió una crisis de ansiedad como consecuencia del intento de asalto. El Grupo Eulen aún no ha realizado ninguna declaración sobre los hechos.

Te puede interesar

Comentar ()