El filósofo Fernando Savater ha escrito Contra el separatismo (Ariel), en el que construye un discurso «que cuenta las ventajas de la unidad» frente a la independencia promovida por dirigentes catalanes, con los que «se ha visto cómo la cárcel es un elemento pedagógico excelente».

«La vida te la tomas en serio cuando ves que vas a morir, porque cuando tienes 15 o 16 años te parece que solo pasa por ahí. Con la cárcel ocurre lo mismo: a Junqueras le han metido en la cárcel, a Forcadell no la pillas ya ni en broma y Puigdemont estaba tan convencido de que iba a parar ahí que ya no sabes ni por dónde anda», ha ironizado en una entrevista con Europa Press el filósofo.

Contra el separatismo es un «panfleto» escrito en menos de veinte días por el autor donostiarra, «indignado ante la falta de un discurso sólido y coherente del lado antinacionalista». «He visto desarmada a gente corriente a la que no se le va a pedir que estudie un curso de filosofía política, pero sí una cosa más accesible y con más empuje», ha justificado.

Opiniones más públicas

Para Savater, sería positivo que personalidades del cine o del deporte, por ejemplo, se pronunciaran sobre estos temas políticos porque «les darían más empuje». «Me gustaría que otros se comprometieran igual que Guardiola o Willy Toledo, quien dice lo que piensa aunque le caiga la de pulpo, pero con otro tipo de ideas. Que no fuera siempre el peor el que más se significa públicamente», ha lamentado.

En este sentido, el filósofo ha calificado como «enigma» el hecho de que la izquierda esté apoyando en su mayor parte a la independencia en Cataluña. «La realidad es que en España a la izquierda todavía le seduce el elemento antisistema: no hay nadie más contra el sistema que los separatistas y cuanto más radicales, feroces y comeniños, mejor», ha bromeado.

De hecho, observa a Podemos como «más peligroso» que las propias formaciones nacionalistas, puesto que seguirá «a largo plazo». «Dentro de Podemos habrá gente que todavía siga creyendo que es un partido de izquierdas leal con las instituciones y que no quiere cambiarlas por algo peor, pero igual la gente viendo cómo están actuando con Cataluña despiertan de esto», ha señalado.

Asimismo, ha calificado a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, como «uno de los personajes más hipócritas» en la política española. «De ella ya no me sorprende nada, es pura hipocresía pero la sabe rentabilizar, algo que es un don en la política. De todas formas, me sigue sorprendiendo que siga teniendo esa especie de impacto fascinador», ha apuntado.

«El nacionalismo petará»

Preguntado sobre el futuro de Cataluña, ha reiterado que «tarde o temprano el nacionalismo petará», aunque será una cosa que «tardará tiempo». «O Europa no tiene futuro o no lo tienen los nacionalismos separatistas, y yo creo que Europa va a tener más peso«, ha defendido Savater, quien cree que se deberán centrar los esfuerzos en la educación.

Preguntado sobre si en algún momento de su vida se ha sentido nacionalista, Savater ha reconocido que siente «mucho los colores» y que «si no sintiera nada» por España no se tomaría «todas estas molestias». «Pero a ese sentimiento se le puede llamar patriotismo o sentido común, que hace que te preocupes por los tuyos. El apego a los colores se puede volver peligroso si se mezcla con otras cosas», ha concluido.