La materia prima más codiciada en el futuro va a ser la Atención. Atención con mayúsculas. Conseguir captar la atención del ser humano en un mundo que ofrece cada vez más distracciones será (es) el mayor reto por el que pelearán las empresas del futuro (del presente). El responsable de este reto: internet. En un mundo globalizado, en un mundo en el que las fronteras ya no existen, la red ha fulminado modelos de negocio que parecían inmortales para dar paso a otros nuevos.

Vídeo: G.M. Piantadosi, D. Domínguez, M. Viciosa.

 

El Independiente, consciente de los efectos de este avance tecnológico, ha organizado sus primeras Conversaciones Independientes. Bajo el título La transformación digital en la Comunicación, este medio reunió en un afterwork a los Dircom de las empresas más importantes de España para conversar cara a cara con Casimiro García-Abadillo, director de El Independiente, y con Marta García Aller, autora del libro El fin del mundo tal y como lo conocemos.

Sin encorsetamientos, sin la rigidez del protocolo, con la libertad que ofrece una charla entre amigos al finalizar la jornada de trabajo, el pasado jueves el renovado Hotel Meliá Serrano fue testigo de las preocupaciones que acechan tanto a los medios de comunicación como a los Dircoms de las empresas.

Para inaugurar el coloquio, Marta García Aller rompió el hielo hablando del futuro de manera periodística. “Aunque resulte algo antitético”, bromeó. Marta recordó que a principios de este siglo, conectarse a la red aún era tan aparatoso que hasta hacía ruido, que los jóvenes de 20 años ya no recuerdan el mundo antes de Google, mientras que todos los presentes sí que sabían cómo era el mundo sin internet. “El detonante de este cambio fue la aparición de los Smartphones. En apenas una década, internet ha cambiado el modo en que vivimos, trabajamos y hasta nos enamoramos. Estamos viviendo un cambio y nos necesitamos todos”.

Sostiene García Aller que, hoy por hoy, el principal reto de los medios de comunicación es convencer al lector de que la información tiene un precio”.

Casimiro García-Abadillo tomó el testigo que le dejó García Aller para destacar que en el siglo XXI parece que el low cost es la fórmula del éxito. “Los únicos que se salen de esta tendencia son los futbolistas, ellos son la excepción de la regla”, recalcó.

El libro de Marta G. Aller en las Conversaciones Independientes sobre el futuro de la prensa de calidad.

El libro de Marta G. Aller en las Conversaciones Independientes sobre el futuro de la prensa de calidad. Mario Viciosa

Prensa de calidad

Pero en este universo dominado por el low cost, Casimiro García-Abadillo recordó que El Independiente nació con unas premisas muy concretas: hacer periodismo de calidad, sin ruido y con sueldos dignos. “Como dice Katharine Graham en una escena de Los papeles del pentágono cuando le preguntan cuánto dinero ganan sus periodistas: Nuestros lectores son lectores de calidad y nuestros periodistas tienen que ser periodistas de calidad’”.

Hay que ser conscientes de que los medios de Comunicación han vivido un verdadero tsunami en su modelo de negocio. “No hay otro negocio que haya perdido en tan poco espacio de tiempo un 60% de sus ingresos. Ahora estamos obligados a buscar nuevas vías de monetización, los medios pelean por tener más usuarios porque eso implica tener más publicidad. Nosotros, desde el principio hemos huido de la lucha por el click porque nuestro objetivo es hacer información de calidad y análisis de opinión serios”. Casimiro García-Abadillo confesó que está convencido de que hay que concienciar a la sociedad de que si quiere calidad hay que pagar. “No es un debate sobre el futuro de los medios sino sobre el futuro de la Democracia, de la Información. Si no hay precio, el precio sois vosotros”, añadió.

A lo largo de la Historia, todos los grandes cambios han llegado siempre rodeados de incertidumbre. En todas las revoluciones industriales, los que se aferraron al pasado murieron; mientras que los que fueron capaces de transformarse resurgieron de sus propias cenizas. En una época tan convulsa para los medios de Comunicación, Marta García Aller destacó las posibilidades que la tecnología otorga a los medios. “Poder saber que lo que escribes le interesa al lector es un privilegio. Gracias a la tecnología podemos cuantificar no sólo los clicks sino la permanencia en página. Que los artículos de Casimiro o de Victoria tengan 12 minutos de media de lectura es importante. Yo creo que lo importante es llamar la atención del lector, no el click”.

Casimiro García-Abadillo en las Conversaciones Independientes

Casimiro García-Abadillo en las Conversaciones Independientes M.V.

Pago por contenido

Roberto Bodegas, socio responsable del departamento de Márketing y Comunicación de KPMG, recordó que el mercado de la música y el de la televisión, sí que han sabido reinventarse. “Véase Spotify y Netflix. Estamos en un momento crítico que no hemos sabido cómo rentabilizarlo”, agregó. Casimiro regresó al tema del pago por contenidos. “Al final tendremos que acostumbrar a la gente a que tiene que pagar por contenidos. Estamos todos en ello, esto va a llegar. Acabaremos cobrando todos”.

Coincidieron todos los presentes en que el futuro es el pago, pero siempre y cuando fueran todos a una. “Abanderados en soledad y aventurándose a cobrar los contenidos ya han surgido iniciativas, pero al final se han visto obligados a volver al todo gratis”, destacó Sergio Guillermo Delgado, miembro del departamento de Comunicación de Mahou.

“Puede que las fake news (noticias falsas que corren como la pólvora por las redes sociales) salven el periodismo”, espetó García Aller.

“Hemos dado gratis nuestro valor añadido. Es un cambio complicado, no me parece fácil pero sí me parece el único camino. Yo me pregunto si el futuro de los medios, como el de la banca, no pasa por las fusiones. Lejos de fusionarse, cada día hay más, no sé si será por cuestiones de ego”, preguntó Amalia Blanco, directora general de Comunicación y Relaciones Externas en Bankia. A lo que Casimiro contestó: “Desaparecerán medios pequeños y se producirá una concentración en los medianos y en los grandes. Mi principal ego es hacer un periódico de calidad que sea sostenible. Con 10.000 suscriptores El Independiente sería rentable”.

No cabe duda de que la gente está dispuesta a pagar por cualquier cosa que le aporte valor. En el caso de los medios, el lector llegará a pagar por la información de la gente que se fía. El Independiente, desde su nacimiento hace 17 meses, decidió restringir las áreas competitivas, de manera que permite tener la misma cantidad de gente en cada sección que los grandes periódicos. “Al restringir el contenido, restringimos el público. En el futuro creceremos en contenidos, sin perder nuestra filosofía y sin perder el norte”.

El valor de la data

Entre los planes a medio plazo está el agregar a El Independiente el portal deportivo alacontra.es. Juanma Trueba, director de alacontra.com explicó el nacimiento del diario on line y las complicaciones que han tenido a la hora de contratar publicidad. “A todas la empresas que he visitado les ha encantado nuestra filosofía, esa que reivindica el deporte desde un punto de vista elegante. Hay mucha gente que agradece que se traten los temas de manera diferente, pero si vosotros medís vuestra inversión con el volumen de audiencia estáis frenando el crecimiento de la calidad”.

Marta G. Aller y Casimiro García-Abadillo

Marta G. Aller y Casimiro García-Abadillo Mario Viciosa

Pablo Caño, director general de El Independiente, destacó el valor de la data en los medios. “Contamos con usuarios cualificados de los que conocemos sus hábitos de consumo. ¿Cómo valoráis eso?”, preguntó.

Si algo quedó claro en las primeras Conversaciones Independientes es que los medios de Comunicación están obligados a seducir a la sociedad con información de calidad, ganarse a la ciudadanía desde abajo y seducir a los jóvenes que vienen detrás, pero los anunciantes también tienen que atreverse a apostar por algo diferente. Cuando las empresas empiecen a valorar la calidad frente a la compra de tráfico se volverá a poner en valor lo que es verdad frente a lo que no lo es, llegará la revolución. Todos tenemos que hacer autocrítica, porque en esta batalla somos un equipo.