Poder femenino y carga erótica a ritmo de música urbana es lo que regalará Bad Gyal al mundo entero el próximo 16 de diciembre en un concierto vía ‘streaming’ gratuito, con el que espera consumar virtualmente con sus seguidores una gira que se quedó en ‘coitus interruptus’ por la pandemia.

Aunque prefiera que se hable de su música, mencionar sus conciertos en términos sexuales no es algo que incomode a Bad Gyal, una artista que utiliza el movimiento de nalgas como forma de empoderamiento.

«No hay nada más feminista que hacer lo que te dé la gana y yo hago lo que quiero», aclara la joven intérprete catalana, pionera del trap español y devota confesa del dancehall jamaicano.

En un mundo machista como el de las músicas urbanas, Alba Farelo (Vilasar de Mar, 1997) ha construido un personaje, Bad Gyal, que no se amilana ante ningún hombre.

«Soy cien por cien auténtica. Mis canciones las escribo yo y nadie me dice lo que tengo que hacer», afirma la artista, en una entrevista con Efe.

Una de las últimas canciones que ha lanzado es «Aprendiendo el sexo», con versos como «me tiene encendía/ ta’ duro to’ el día/ conmigo hace cosas que antes no hacía», y «Blin Blin», en el que se pone sexy junto al portorriqueño Juanka.

Desde ciertos sectores del feminismo la han acusado de caer en el juego machista de la cosificación de la mujer, pero ella está convencida de que es más feminista que nadie, eso sí, a su manera.

«Siempre me han criticado mucho, pero poco a poco me han ido entendiendo; y los que no me entienden todavía, ya me entenderán cuando sea más famosa todavía», sentencia.

Las cosas le van bien, asegura, el año pasado firmó con Interscope para el mercado anglosajón y con Aftercluv para el mercado latino, dos sellos que forman parte de Universal Music Group.

«Es un estudio de Estados Unidos muy grande, los procesos son lentos y me he tenido que adaptar al nuevo equipo -explica-, por eso este año sólo he publicado tres temas, pero pronto saldrá otro y lo juntaremos todo en un EP».

También está preparando un CD, «pero de eso no os puedo contar gran cosa porque todavía estoy en el proceso -señala-, ya sabes, pensando pistas, armonías, voces…».

Pero lo que más echa de menos son los conciertos en directo porque «lo de la pandemia fue un ‘shock’ -recuerda-. Habíamos hechos dos ‘shows’ de la gira y de pronto nos confinaron. El fin de semana siguiente ya no pudimos actuar».

«¡Lo tenía todo vendido! -se lamenta-, pero qué le vamos a hacer. Así que ‘palante’. He estado componiendo y grabando en casa, que es algo que sé hacer, y mis productores han estado ahí, conectados».

«También hice un directo desde casa -comenta-, pero lo que vamos a hacer el próximo 16 de diciembre es otra cosa, algo nuevo que nos motiva».

La artista catalana ofrecerá un concierto vía streaming, que se podrá seguir en directo desde todo el mundo gracias a la red 5G.

El espectáculo forma parte de los Vodafone yu Music Shows, que hace unas semanas sumaron 300.000 espectadores españoles en directo con Rels B.

«Vamos a dar mucha energía, música y baile -explica Bad Gyal-. No será igual que en directo, pero estará muy bien: con buen sonido y cámaras preparadas para dar algo diferente, entre concierto y videoclip».

En su opinión, «para los tiempos que corren, poder hacer esto es una gran cosa, porque tanto tiempo sin conciertos se nos está haciendo muy largo a todos».