El ex futbolista del FC Barcelona y entrenador de fútbol Eusebio Sacristán permanece estable y en coma inducido después de que fuera operado ayer de urgencia por una caída que le provocó un traumatismo craneocefálico.

El ex futbolista permanece en observación después de que durante la intervención del jueves se le detectara un coágulo en la cabeza. Según El Norte de Castilla, Sacristán sufrió una «mala caída» en un establecimiento hostelero durante la noche del miércoles. Tras el golpe, fue trasladado «consciente» al centro hospitalario.

A través de su Fundación, la familia explicó la delicada situación del ex futbolista, que transmitió su «sincero agradecimiento a todas las personas, medios de comunicación y compañeros del mundo del deporte» que se interesaron por el estado de salud del deportista. En otro comunicado, su entorno ha confirmado que el entrenador está estable, pero permanece en coma inducido.

Nacido en La Seca (Valladolid) en 1964, Sacristán se formó en la cantera del Real Valladolid para debutar a los 19 años. Después de cuatro temporadas, fichó por el Atlético de Madrid y, más tarde, defendió los colores del FC Barcelona de Johan Cruyff durante siete campañas. También pasó por el Celta de Vigo y regresó al Real Valladolid para retirarse en 2002.

Como entrenador, Sacristán entrenó al Celta, al filial del FC Barcelona, a la Real Sociedad y al Girona.