Una anciana de 87 años se ha popularizado en las redes sociales tras haberse quedado atrapada en el escaparate de un bazar de Torrelavega, en Cantabria.

Se trata de Milagros, vecina de la localidad cántabra, y se quedó atrapada en el local, ubicado debajo de su casa, cuando el dueño cerró sin darse cuenta de que la mujer estaba aún en el interior. «Como la tienda tiene un fondo largo se ve que no se dieron cuenta de que estaba, cerraron y se fueron», cuenta a La Sexta.

Al verse en esta situación, Milagros pidió auxilio y gritó, pero nadie la escuchó. «Como no tengo la voz muy fuerte, con el ruido de los coches no me escucharon», lamenta. Por ello se dirigió al escaparate, con visibilidad al exterior, con la esperanza de que algún viandante la viera y avisase a la Policía.

No fue fácil para ella. Sintió vergüenza y, algunas personas que paseaban junto a la tienda, pensaron que la anciana era parte del decorado. «Pasaba la gente, llegaron los policías y ya avisaron para que me sacaran», señala. «Yo que soy tan discreta… que no me gusta que se vea, y se me ha visto en todas partes», bromea ante las cámaras de la cadena de televisión.