«Comunal y turgente», así se presenta el regreso del cantautor cántabro Ángel Stanich (Santander, 1987) y su banda este viernes a La Riviera de Madrid, en un concierto en el que avisa que será «generoso en tiempos, sorpresas y compañías». El ermitaño del pop promete un recital único en el que habrá más «contingente» del «necesario», lo que significa que habrá colaboraciones sorpresas con un show diferente al que nos tiene acostumbrados.

Con sus aires de Dylan psicodélico y cantautor incomprendido por la prensa, Stanich ha creado un aura a su alrededor digno de una estrella del rock tan misteriosa como atractiva. Su música oscila entre géneros como el folk-rock, el indie o el pop, pero lo verdaderamente interesante de este curioso hombre barbudo y menudo está en la forma en la que afila sus letras creando ingeniosas y sugerentes canciones. Con temas como Carbura! o Escupe fuego, el cantautor de Santander ha conseguido hacerse un hueco especial en el panorama musical español.

El concierto de este viernes suena está enmarcado dentro de la larga gira con la que Stanich lleva presentando Polvo de Battiato (2021), su último álbum, desde hace más de un año.

Además, para la memorabilia, el artista José Domingo (creador del diseño de Polvo de Battiato y de su EP precedente), ha realizado este cartel tan especial, trufado de homenajes a los discos y carrera de Stanich, retratado (y bien plantado) junto a su banda. Lo que parece anticipar, será una especie de colofón .

Aún quedan las últimas entradas para el directo de este 20 de enero que pueden adquirirse a través de Wegow.