El Festival de Peralada presenta este año una versión concentrada, una propuesta de "transición" reconocen sus propios responsables, marcada por la construcción del nuevo Auditorio de Peralada, con el que aspiran a elevar esta cita a la élite de los grandes festivales del Mediterráneo. Pero la concentración no ha restado ambición al programa de la 37.ª edición del Festival, que se inaugura este viernes con el tenor Freddie De Tommaso y cerrará el 5 de agosto.

Un total de 11 espectáculos, entre ópera, música clásica y danza, entre los que destacan también el maestro de la música medieval Jordi Savall o el flamenco de autor de Ana Morales. También la soprano Núria Rial, el tenor Jonathan Tetelman o el estreno en el mirador del castillo de la ópera cómica en un acto The telephone or el amour à trois de Gian Carlo Menotti.

Momento excepcional

La programación de este verano responde a "un momento excepcional" explica el director del festival, Oriol Aguilà, en referencia a la construcción del auditorio. "Una etapa muy significativa de la historia del Festival" que llegará con este nuevo equipamiento a las cuatro décadas de historia.

"Esta programación es un preludio de los grandes momentos que va a vivir el festival" apunta Aguilà en este sentido, destacando la combinación de "artistas internacionales y de casa" que se han convertido en "embajadores" de la lírica y la música clásica de manufactura española.

Todo ello "en el marco íntimo y excepcional" de la Iglesia del Carmen, creando "verdaderas joyas" asegura el director del festiva. "Reencuentros con artistas como Jordi Savall, Núria Rialt, Freddie de Tommaso o Serena Sáez, y debuts importantes como Xabier Anduaga, Israel Galván, Jonathan Tetelman".

El gran recuperador de música antigua Jordi Savall. Toni Peñarroya

Savall y el renacer de la música antigua

Uno de esos reencuentros abrirá el festival este viernes. De Tommaso vuelve al Festival de Peralada tras debutar en la primera edición de Pascua del festival ampurdanés, celebrada por primera vez este año en previsión también de un festival más corto en verano. Aunque uno de los más esperados será sin duda Jordi Savall una de las personalidades musicales más polivalentes de su generación y el gran embajador del renacimiento de la música antigua.

Lleva cincuenta dedicado a la investigación de estas músicas antiguas, que lee e interpreta con su viola de gamba o como director. Sus actividades como concertista, pedagogo, investigador y creador de nuevos proyectos lo sitúan entre los principales artífices del fenómeno de revalorización de la música histórica.

Este verano vuelve al Festival combinando la interpretación de la viola de gamba con la dirección de Le Concert des Nations, con un repertorio que nos acerca y nos introduce en las cortes de Luis XIV, Luis XV y Luis XVI con obras magistrales de Guillaume Dumanoir, Monsieur de Sainte-Colombe, François Couperin y Jean-Marie Leclair.

Flamenco de autor

Ana Morales, Premio Nacional de Danza 2022, es otro de los platos fuertes de esta 37 edición del festival. Es una de las máximas representantes de la llamada generación de artistas revolucionarios del flamenco. Morales recrea sobre el escenario los distintos estados de su periplo vital, con un baile autobiográfico de amplias formas, que conjuga vanguardia y tradición.

Ana Morales en un momento del espectáculo En la cuerda floja. Óscar Romero © Óscar Romero

Estrenado en la Bienal de Flamenco de Sevilla, En la cuerda floja nace de preguntas como ¿qué le pasa a nuestro cuerpo y a nuestra mente cuando buscan el orden?, ¿es la estabilidad una utopía?, ¿necesitamos el desequilibrio para sobrevivir? Morales dirige y protagoniza este espectáculo sobre ponerse a prueba como ser humano en un mundo cada vez más incomprensible.

El flamenco roto, contemporáneo y con una fuerza arrolladora de Morales refleja perfectamente esa búsqueda constante que hacemos, muchas veces de manera subconsciente, del equilibrio y el desequilibrio, de nuestra salida del estado de confort en busca de algo nuevo.

El galán de la lírica

Entre los estrenos, el del tenor estadounidense de origen chileno Jonathan Tetelman. Pese a su juventud y con tan solo cinco años de carrera se ha consolidado como uno de los tenores más solicitados de la actualidad y ha establecido una sólida carrera por toda Europa. Un éxito en el que contribuyen tanto su técnica como su atractivo físico, con aires de nuevo galán de la lírica.

Elogiado por una técnica ágil, elocuencia dramática y una extensa paleta de colores vocales, el tenor goza de una reputación en el mundo de la ópera como un artista entregado y versátil. Considerado por muchos como una estrella total, ha lanzado su primer álbum y firmado un acuerdo con la discográfica Deutsche Grammophon.

Pero también ha actuado ya en prestigiosos escenarios internacionales como la Royal Opera House londinense, el Teatro Regio de Turín, el Gran Teatro del Liceu y los coliseos operísticos de San Francisco y Houston. En Peralada se estrenará con un recital de arias y canciones junto a Daniel Heide al piano.