Le petit Robert, el diccionario más popular en Francia, ha incluido entre sus páginas el pronombre binario «iel» que sería el equivalente al «elle» castellano. La decisión ha provocado mucha controversia en el país galo e incluso el ministro de Educación francés se ha pronunciado sobre su aceptación: «La escritura inclusiva no es el futuro de la lengua francesa», ha asegurado.

Se ha adherido, además, a una carta enviada por el diputado François Jolivet a la Academia Francesa criticando la decisión del conocido diccionario.

Desde ayer, en el buscador del emblemático diccionario al escribir el término «iel» aparecerá la siguiente definición: «Pronombre personal de la tercera persona del singular y del plural, empleado para referirse a una persona sea cual sea su género».

Las asociaciones de personas transgénero no han tardado en pronunciarse a favor de esta especie de «oficialización del término». “Es casi algo histórico. El lenguaje es el fundamento de la existencia de las cosas, así que imagina una situación en la que tu identidad no sea expresable, una situación en la que no puedas comunicarte de forma sencilla y ser entendido cuando hablas», ha asegurado Lee Ferrero, de la fundación Transat de Marsella, al periódico FranceInter.

Y ha añadido que «los detractores del pronombre ‘ iel ‘nos dijeron que no existía, que estábamos distorsionando el idioma. Ahora, con este reconocimiento por parte del diccionario, estos argumentos irán desapareciendo paulatinamente. Haz que las cosas sucedan”.