Cultura

El nuevo CaixaForum, la "ballena despellejada" de Calatrava reabre 16 años y 19 millones de euros después

Las dos manos gigantes de 80 metros que se abrazan, cubiertas de ‘trencadís’, en lo que ha sido durante dieciséis años el emblema de la mala arquitectura trofeo, y el «grandioso», aunque fallido, colofón de su ideólogo, Santiago Calatrava (Benimámet, 1951), vuelven a tener cabida. Desde hoy, el Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de la ciudad portuaria reabre sus puertas para convertirse en CaixaForum València, el «espacio vivo al servicio de los valencianos» donde la cultura se manifieste como una herramienta para «fomentar la cohesión y la integración social».

«Será el noveno CaixaForum de España y el más espectacular y especial. Un espacio único que combina un continente, un contenido y un público excepcionales y donde tendrán cabida, entre otras propuestas, exposiciones de arte antiguo, moderno y contemporáneo, así como de ciencia y temática social; conciertos y recitales poéticos; arte multimedia; debates sobre grandes cuestiones de actualidad; jornadas sociales y de carácter científico y medioambiental; talleres educativos y familiares, y actividades dirigidas a grupos de personas mayores», señala la directora adjunta de la Fundación La Caixa, Elisa Durán.

  • Compartir
EFE
  • Compartir

Así, el Ágora pretende resucitar la idea original del arquitecto valenciano como lugar de encuentro y sede de innumerables actividades dentro del colosal edificio orgánico que auguraba grandes retos para el siglo XXI pero que, en 2015, cerró a cal y canto después de que el revestimiento del Palau se cayera a trozos, y una auditoria encargada por Avanqua, empresa que gestionaba el edificio tras ganar el concurso por el que la Generalitat externalizaba este edificio y el Oceanogràfic, revelara, en diciembre de 2014, que el complejo sufría de goteras y filtraciones de agua, y tenía problemas de seguridad en las puertas de acceso y cierre de la cubierta, coronada por varias lamas con forma de pinchos.

Desde entonces, la génesis, el coste -y sobrecoste-, y el testimonial uso del edificio, han sido objeto de polémica. Y es que lo que se adjudicó por 41,3 millones de euros, a finales de 2011 iba por los 79 millones de coste, sin contar los 9,2 millones pagados al arquitecto, que dirige la obra y percibe un 12 por ciento del precio final.

  • Compartir
Europa Press
  • Compartir
Europa Press

El último hito de Santiago Calatrava en Valencia fue un añadido que encargó Francisco Camps para el proyecto Ciudad de las Artes y las Ciencias, que el expresidente valenciano había heredado. De cromáticos azulados, tiene una superficie total de casi 10.000 metros cuadrados situados entre el Museo de las Ciencias y el Oceanogràfic, pegado al puente de l’Assut d’Or, el tercero de Calatrava en València. Su construcción significó el final del proyecto de la Ciudad de las Artes y la unión entre el Oceanografic y el resto del complejo arquitectónico, y hasta que cerrara sus puertas, el edificio albergó, aún estando «provisionalmente finalizado», el open ATP 500 de tenis, la campus party, la València Fashion Week o el acto centrar de campaña del Partido Popular en las europeas, en 2014.

Ahora, la programación conjugará, de momento, «pasado, presente y futuro» con tres exposiciones de «temáticas muy variadas»: Faraón. Rey de Egipto, Horizonte y límite. Visiones del paisaje, y la experiencia inmersiva La nube, así como la primera edición de las Noches de verano, una de las actividades más consolidadas en todos los centros CaixaForum, donde se darán cita la música, poesía, el cine y las artes escénicas. «El nuevo espacio de la Fundación «la Caixa» en València ratifica el compromiso de la entidad con la Comunidad Valenciana y con los valencianos, dotando a la ciudad de un centro cultural de primer nivel que completa la oferta de la Ciudad».

  • Compartir
  • Compartir

El proyecto para dotar a València de un nuevo equipamiento cultural CaixaForum de 8.200 metros cuadrados en el interior del edificio es obra del arquitecto Enric Ruiz-Geli, director del estudio Cloud 9 y profesor de la universidad Virginia Tech. El proyecto, reza el arquitecto, «respeta, potencia y convive con el Ágora manteniendo su concepto original como espacio de reflexión y gran superficie cultural abierta, pública y de intensa actividad». «Es un proyecto de inteligencia colectiva en el que han colaborado profesionales de disciplinas muy distintas, y radicalmente sostenible».

La inversión de la Fundación «la Caixa» para hacer realidad este proyecto supera los 19 millones de euros, a los que se suma un presupuesto anual de cerca de 5 millones de euros para el mantenimiento, la programación y el funcionamiento del equipamiento.

Te puede interesar

Comentar ()