Al menos el 85 por ciento de los pacientes con coronavirus Covid-19 muestran anomalías en los pulmones al realizarle las imágenes torácicas iniciales, según un nuevo estudio que se ha publicado en la revista ‘American Journal of Roentgenology’.

A diferencia de los coronavirus SARS y MERS, en los que las anomalías en las imágenes torácicas iniciales son más frecuentemente unilaterales, es más probable que Covid-19 afecte a ambos pulmones en las imágenes iniciales, de acuerdo con este trabajo, liderado por la Universidad de California en Los Angeles (Estados Unidos).

Este nueve virus se diagnostica por la presencia de síntomas de neumonía (por ejemplo, tos seca, fatiga, mialgia, fiebre, disnea), y las imágenes del tórax desempeñan un papel vital tanto en la evaluación de la extensión de la enfermedad como en su seguimiento.

«El 75 por ciento de los pacientes tienen inicialmente una afectación pulmonar bilateral que se manifiesta con mayor frecuencia como áreas subpleurales y periféricas de opacidad y consolidación del vidrio esmerilado. Además, edad avanzada y consolidación progresiva puede implicar un pronóstico general más pobre, explica una de las responsables del trabajo, Melina Hosseiny.

Los investigadores recomiendan realizar una prueba de tórax para el seguimiento de los pacientes que se recuperan de Covid-19, con el objetivo de evaluar el daño pulmonar a largo plazo o incluso permanente, incluyendo la fibrosis, como se ha visto en el SARS y las infecciones de MERS. En cualquier caso, estos científicos puntualizan que por el momento «no se han reportado derrames pleurales, cavitación, nódulos pulmonares y linfadenopatía en pacientes con Covid-19».