Primero en Upday

La exposición a largo plazo a la contaminación del aire se ha relacionado con un mayor riesgo de morir por COVID-19 y, por primera vez, un estudio de la Sociedad Europea de Cardiología ha calculado la proporción de muertes por coronavirus que podrían atribuirse a los efectos de la contaminación elevada en el aire para todos los países del mundo.

El estudio, publicado en Cardiovascular Research, calcula que alrededor del 15% de las muertes en todo el mundo por COVID-19 podrían atribuirse a la exposición prolongada a la contaminación del aire. En Europa, la proporción sería de aproximadamente el 19%, en América del Norte fue del 17% y en Asia Oriental alrededor del 27%.

En su artículo los investigadores escriben que estas proporciones son una estimación de «la fracción de muertes por COVID-19 que podrían evitarse si la población estuviera expuesta a niveles de contaminación del aire contrafactuales más bajos sin los relacionados con los combustibles fósiles y otra emisiones causadas ​​por humanos”. 

Añaden que esta «fracción atribuible no implica una relación directa causa-efecto entre la contaminación atmosférica y la mortalidad por COVID-19 (aunque es posible). En cambio, se refiere a relaciones entre dos, directa e indirecta, es decir, agravando las comorbilidades [ otras condiciones de salud] que podrían conducir a resultados de salud fatales de la infección por el virus «.

Isabel Urritia de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) destaca que no es el primer estudio que apunta a esta relación. “Se han publicado varios estudios en este sentido y parece claro que personas que han estado expuestas a más contaminación evolucionan peor. Pero son necesarios más estudios para establecer relaciones tan directas, ya que son muchos los factores exógenos que pueden intervenir en la alta mortalidad”, ha declarado a El Independiente.

La contaminación nos cuesta 1000€  euros a cada español

La media de España es 926 euros. Esta es la cantidad de dinero que le cuesta de media a cada español la contaminación. A los habitantes de Barcelona, Guadalajara, Madrid, Coslada, A Coruña o Palma de Mallorca la factura sube a 1.000 € per cápita.

Esta es la valoración que ha hecho la Alianza Europea por la Salud Pública (EPHA, por sus siglas en inglés), en un informe. “Se trata de un estudio que cuantifica el valor monetario de la muerte prematura, el tratamiento médico, las horas laborales perdidas y otros costes sanitarios provocados por los tres contaminantes del aire que causan la mayoría de las enfermedades y muertes: partículas en suspensión (PM), ozono (O₃) y dióxido de nitrógeno (NO₂)”, explica la doctora Isabel Urritia de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) .

La EPHA ha estudiado los costes asociados a la contaminación del aire de numerosas ciudades de 30 países europeos. Dentro de este ranking, España en su conjunto ocupa el número vigesimocuarto lugar en cuanto al gasto asociado a la contaminación del aire, con un promedio de gasto de 926€, esto es, casi 1.000€, obtenido a partir del promedio de 48 ciudades españolas estudiadas. Entre ellas, hay nueve ciudades que superan este gasto medio.