Política

Miguel Bernad (Manos Limpias): “La sentencia ha sido demasiado generosa”

logo
Miguel Bernad (Manos Limpias): “La sentencia ha sido demasiado generosa”
Miguel Bernad

Miguel Bernad, secretario general de Manos Limpias. EP

Resumen:

Miguel Bernad, secretario general de Manos Limpias, considera que la sentencia de la Audiencia de Palma que absuelve a la hermana del Rey y condena a seis años y tres meses de prisión a Iñaki Urdangarin es “demasiado generosa” y hará que “el 80% de la población ponga en duda que la ley es igual para todos”.

La posición procesal del colectivo de funcionarios fue fundamental para que Cristina de Borbón se sentara en el banquillo de los acusados como presunta cooperadora necesaria de dos delitos fiscales cometidos por su marido.

Bernad reitera que el sindicato no recurrirá la sentencia que absuelve a la hermana del Rey, como ya anunció desde prisión. “Ya dijer que no íbamos a recurrirla, cualesquiera que fuera el sentido”.

Anuncia que el colectivo no podrá hacer frente al pago de las costas procesales al ser insolvente: tiene 2.800 euros en una cuenta corriente intervenida a raíz de su detención en el marco de la ‘operación Nelson’.

El juez que instruyó el caso Nóos, José Castro, no entiende por qué Iñaki Urdangarin (6 años y tres meses de prisión) ha recibido una condena inferior a la de su ex socio Diego Torres (8 años y tres meses de prisión) y dice que la sentencia deja “incógnitas por resolver”.

Miguel Bernad, secretario general de Manos Limpias y en libertad bajo fianza desde el pasado mes de diciembre, considera que la sentencia de la Audiencia de Palma que absuelve a la hermana del Rey y condena a seis años y tres meses de prisión a Iñaki Urdangarin es “demasiado generosa” y hará que “el 80% de la población ponga en duda que la ley es igual para todos”.

La posición procesal del colectivo de funcionarios fue fundamental para que Cristina de Borbón se sentara en el banquillo de los acusados como presunta cooperadora necesaria de dos delitos fiscales cometidos por su marido. Fue la única parte que mantuvo la acusación contra la infanta, ahora absuelta por el tribunal.

En declaraciones a El Independiente, a la espera de leer con detenimiento la sentencia, Bernad ha reconocido las “dudas” que le generan las penas impuestas a los procesados y ha reiterado que el colectivo de funcionarios no va a recurrir la sentencia, como ya él mismo adelantó desde la cárcel y recogió este periódico el pasado 29 de septiembre. “Antes de que se conociera el fallo ya anuncié que no íbamos a recurrir la sentencia cualesquiera que fuera su sentido, ni por la Infanta ni por el resto. Vuelvo a reiterar que no vamos a recurrir”, asegura.

No vamos a recurrir. Antes de que saliera la sentencia ya anuncié que no íbamos a recurrirla”, reitera Bernad

Bernad, que permaneció en prisión preventiva desde abril hasta finales del pasado mes de diciembre, considera que este fallo “no lo va a entender el 80% de la sociedad española”. “Que la ley es igual para todos queda muy bien en el texto constitucional, pero la mayoría de los ciudadanos lo va a poner en duda”, mantiene.

-¿Y usted?
-Ya he afirmado que la sentencia me parece demasiado generosa.

El líder del colectivo de funcionarios ha mostrado su sorpresa por el hecho de que la organización haya sido condenado a pagar el 50% de las costas procesales por la absolución de Cristina de Borbón y Ana Tejeiro, esposa de Diego Torres. “Hemos obrado de buena fe desde el principio en cuanto a la imputación de la Infanta, lo que fue avalado varias veces por el juez instructor y por la Audiencia de Palma. No es de recibo”, sostiene.

Manos Limpias no podrá hacer frente al pago de las costas procesales: tiene 2.800 euros en una cuenta intervenida

En cualquier caso, Miguel Bernad ha recordado la insolvencia de Manos Limpias, que se encuentra en situación de preconcurso de acreedores y que tiene intervenida su cuenta corriente con un saldo de “2.800 euros”, por lo que no podrá hacer frente al pago de las costas.

Bernad fue detenido el pasado 18 de abril en el marco de la operación Nelson –junto con el presidente de Ausbanc, Luis Pineda- acusado de la presunta comisión de delitos de extorsión, amenazas y pertenencia a organización criminal y el juez de la Audiencia Nacional Santigo Pedraz lo envió a prisión. Salió en libertad en vísperas de la pasada Navidad tras depositar su familia una fianza de 50.000 euros.

 

logo
Nintendo y el valor de conquistar a todos los públicos