Deportes | Fútbol

El Real Madrid destroza al Barcelona con una goleada histórica para meterse en la final de Copa

El delantero francés del Real Madrid Karim Benzema (d) celebra uno de sus goles en el Camp Nou

El delantero francés del Real Madrid Karim Benzema (d) celebra uno de sus goles en el Camp Nou EFE

El Real Madrid ha sellado una goleada histórica en el Camp Nou y ha destrozado al Barcelona por 0-4 en una victoria que le sirve para remontar el resultado de la ida y conseguir el billete a Sevilla para disputar la final de Copa del Rey con Osasuna.

El conjunto merengue vuelve al escenario definitivo de la competición después de 9 años, cuando se alzó con su último título de Copa precisamente con Carlo Ancelotti en el banquillo. Cuando agonizaba una primera parte con más tensión que fútbol y en la que el Barcelona controló el partido, Rodrygo cazó un balón suelto después de un paradón de Courtois y lanzó una contra letal con Vinicius y Benzema al galope que cambió por completo el signo del encuentro.

Ya en el área culé, Benzema paró el tiempo al recibir un pase con el que Vinicius le invitaba a finalizar; sin embargo, el francés decidió iniciar su recital con un quiebro y una devolución que servía en bandeja el 0-1 al brasileño. Vinicius no perdonó, sorteó el intento de despeje de Koundé y con un suspense que Benzema se encargó de disipar, adelantó al Real Madrid al borde del descanso.

El golpe zarandeó tanto a los de Xavi que se hizo notar también tras el paso por los vestuarios. A los 5 minutos de la reanudación el Madrid volvió a dar morder. Un robo en campo rival habilitó a Modric, que dribló como si no tuviera la edad que tiene, y habilitó a Benzema en la frontal. El francés definió con un penalti en movimiento y puso a los blancos con un pie en Sevilla.

Con el Barsa aturdido el Real Madrid olió la sangre y destrozó a su enemigo, al que le guardaba muchas ganas después de tres derrotas consecutivas. Vinicius insitió y retó a Araújo una y otra vez, y como consecuencia de la habilidad del atacante, las ayudas arropaban al uruguayo, aunque esta vez jugaron en su contra, ya que el centrocampista Frank Kessié pisó al brasileño y cometió un penalti más que evidente. Benzema no perdonó y firmó el 0-3 tras engañar a Ter Stegen.

El Real Madrid rompió al Barcelona en la segunda mitad y se desató sobre la portería culé. El Barcelona salvó el 0-4 gracias a que una finalización de Benzema salió desviada y a que su guardameta sacó un disparo ajustado a Marco Asensio, pero el resultado todavía experimentaría cambios.

La enésima contra, con Vinicius y Benzema en estado puro, el joven brasileño bailó con los defensas y habilitó al balón de oro, que redondeó su noche con un hat-trick inolvidable para los madridistas.

La victoria blanca después de una segunda parte perfecta deja al Barcelona sin opciones de conseguir su particular triplete nacional (Supercopa, Liga y Copa) y pone al Real Madrid como principal candidato al título del ko en España. Real Madrid y Osasuna, que se impuso en la semifinal al Athletic Club, lucharán por hacerse con el trono copero el próximo 6 de mayo en el Estadio de La Cartuja, en Sevilla.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar