Deportes | Fútbol

El Atlético de Madrid se pone serio y sella su pase a octavos con un 1-3 al Feyenoord

Feyenoord-Atlético de Madrid de la Champions League 23/24

Feyenoord-Atlético de Madrid de la Champions League 23/24 EFE

Este año no, este Atleti no quiere sorpresas. El Atlético de Madrid ha certificado su pase a octavos de final de la Champions League a falta de una jornada con su victoria por 1-3 en el campo del Feyenoord en un partido sin fisuras.

Los del Cholo han logrado solventar un grupo que a medida que se desarrollaba parecía complicarse para los rojiblancos. El Atlético de Madrid ha sacado su mejor versión, la más habitual en lo que va de temporada, y ha superado a un incómodo Feyenoord no dejó de luchar en todo el partido.

El conjunto neerlandés salió dispuesto a amendrantar a los madrileños con un arranque enérgico. Oblak calmó los intentos iniciales de los de Róterdam y el Atleti buscó el balón para hacerse fuerte.

Una salida limpia y un toque de espuela magistral de Griezmann bastaron para dejar solo a Morata contra el Bijlow, que despejó a córner la intentona colchonera.

Pese al acierto del guardameta, el saque de esquina se convirtió en la primera de la victoria española. Una prolongación y una falta de entendimiento provocó el fallo de Geertruida, que introdujo el balón en su propia portería a los 14 minutos.

El encuentro se puso muy de cara para el Atlético de Madrid, que con un empate sería equipo de octavos. Los pupilos del Cholo manejaron los tiempos del choque a su antojo, frustraron las fortalezas de un Feyenoord que pareció estéril y mostraron su calidad y velocidad para rematar la faena.

El Atlético de Madrid consiguió que las intentonas del Feyenoord no consiguieran inquietar a Oblak y durmió la siempre amenazante vuelta del descanso. Cuando parecía que no pasaba nada, Barrios -que llevaba segundos en el campo- picó al espacio una llegada de Mario Hermoso, que sentenció con una vaselina de volea que abrazó la escuadra.

El 0-2 dejó los deberes más que resueltos para el Atleti; sin embargo, el Feyenoord se empeñó en agarrarse a la Champions y recortó distancias a balón parado. La ilusión duró tres minutos, ya que la mala fortuna se cebó con los neerlandases con otro gol en propia para el definitivo 1-3.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar