Deportes

Carlos Slim y Stephen Ross, los peces gordos que acechan a la Fórmula 1 en Madrid

El piloto de F1 Sergio Perez recorre con el ‘Red Bull RB7 (2011)’ el recorrido urbano entre la Puerta de Alcalá, el edificio Metrópolis, Cibeles y un tramo de Paseo Recoletos, en Madrid

El piloto de F1 Sergio Perez recorre con el ‘Red Bull RB7 (2011)’ el recorrido urbano entre la Puerta de Alcalá, el edificio Metrópolis, Cibeles y un tramo de Paseo Recoletos, en Madrid EP

El sueño de la Fórmula 1 en Madrid toma forma. Lo que empezó con un "Queremos la F1, sería un éxito" de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha abandonado su categoría de inimaginable y ha pasado a "la fase final de las negociaciones", como ha adelantado El Mundo.

El gran circo y la Comunidad de Madrid han caminado de la mano en un proceso continuo para acercar las carreras a la capital de España. El objetivo: un circuito semiurbano que se convierta en referencia durante la próxima década en el calendario europeo.

Uno de los pasos que hacían presagiar el interés mutuo de la Fórmula 1 y de la Comunidad de Madrid para llevar el macroevento a Madrid fue la creación de la primera exposición de Fórmula 1 del mundo en IFEMA, énclave de importantes ferias y congresos y por donde 'volarán' los monoplazas, en teoría, a partir de 2026 y durante 10 años, tal y como informa el medio citado.

El viaje de Madrid a la Fórmula 1 gozó de otro hito trascendental en julio de 2023, cuando la Comunidad de Madrid patrocinó junto a Red Bull Show Run la exhibición del piloto mexicano Checo Pérez en el centro de Madrid. La plaza de Cibeles, la Puerta de Álcala, el edificio Metrópolis o el Paseo de Recoletos fueron testigo de cómo el ídolo mexicano rodó con el Red Bull RB7 (Bólido campeón de F1 en 2011) por el corazón de Madrid. Miles de personas acudieron al show, que confirmó el abrazo de la ciudad a la Fórmula 1.

Concepto para la Fórmula 1 en Madrid

2026 es la fecha en la que Madrid irrumpiría en el calendario del gran circo. La entrada de Madrid coincide con el último año firmado por Liberty Media -poseedora de la F1- con el circuito de Montmeló, por lo que las citas convivirían en 2026 aunque para los 10 años siguientes el Gran Premio de España sería en Madrid.

El adiós de una Barcelona cada vez más alejada de contentar las exigencias de Liberty Media ha dado alas al proyecto de Madrid, que cuenta con todo lo que los gestores americanos quieren de la Fórmula 1: Buenas comunicaciones, lujo, celebridades, carreras nocturnas y circuitos semiurbanos -y no a la antigua usanza como Montmeló-. Todo ello acompañado de una propuesta gastronómica y turística a la altura, como la que ofrece Madrid.

El Gran Premio de Madrid se celebraría en un circuito semiurbano que se situaría en el entorno de IFEMA y la zona de Valdebebas. Sería el regreso de la mayor competición del automovilismo mundial a la capital española más de 40 años después. Uno de los detalles más importantes para que la Fórmula 1 en Madrid sea una realidad es la financiación. A diferencia del circuito urbano de Valencia, celebrado de 2008 a 2012 en la capital del Turia, el Gran Premio de Madrid contará con una financiación 100% privada y así evitaría las polémicas que enturbiaron el paso de la Fórmula 1 la Comunidad Valenciana.

Segun El Mundo, la inversión necesaria para dar vida al circuito sería de unos 100 millones de euros y supondrá un impacto económico de unos 500 millones de euros anuales.

El espejo en el que se mirará el Gran Premio de Madrid serán Miami y Las Vegas, dos carreras que acaban de llegar a la Fórmula 1 y que han aglutinado todo lo que exige Liberty Media para su Fórmula 1. Tal y como recoge Relevo, la gestión del Gran Premio se conseguirá a través de un concurso para el que se presumen tres candidatos: Carlos Slim, empresario mexicano dueño de una de las mayores fortunas del mundo; Stephen Ross, propietario de los Miami Dolphins y promotor del GP de Miami y la compañía organizadora del GP de Países Bajos en Zandvoort.

Telecomunicaciones, construcción, minería y banca han llevado al magnate mexicano Carlos Slim a ser uno de los hombre más ricos del mundo. Slim, es el primer accionista de la compañía de telecomunicaciones América Móvil y del grupo Carso. En España, donde se hizo con el Real Oviedo durante 7 años, el empresario mexicano es el máximo accionista de FCC y de Realia.

Por su parte, Stephen Ross ha desarrollado importantes proyectos inmobiliarios como Hudson Yards en Manhattan, Nueva York, que es un complejo masivo que incluye rascacielos, tiendas, restaurantes, espacios residenciales y áreas públicas de la mano de su empresa Related Companies.

La compañía de Ross fue una de las que más empujo para que el GP de Miami, que ya cuenta con dos ediciones, fuese una realidad y esquivó los obstáculos propios de la cita, como el trazado, las preocupaciones ambientales y otras consideraciones logísticas.

Repercusión económica de la F1 en Madrid

La Asociación Hostelería Madrid ha calculado que el conjunto de bares, cafeterías, restaurantes y demás actividades de hostelería alcanzará una facturación conjunta de cerca de 29,5 millones de euros durante los tres días que dura el Gran Premio de Fórmula 1, repartidos en el entorno del circuito, en el propio circuito con la restauración y en la almendra central de Madrid (interior de la M30).  

"Se trata de uno de los eventos deportivos más importantes a nivel mundial, que revolucionará la capital española con la llegada masiva de turistas, tanto nacionales como internacionales; no sólo vendrán a Madrid aficionados del automovilismo, sino también invitados, patrocinadores y las escuderías y organizadores del evento", apunta la Asociación Hostelería Madrid.

La asistencia prevista al circuito es de 120.000 personas durante las distintas pruebas: 54.000 turistas internacionales, 30.000 turistas de diferentes partes de España y 36.000 madrileños. Esta asistencia podrá ser aún mayor, en función de los espacios habilitados por la organización. 

Según el diseño inicial, el circuito pasará por dos de los pabellones del recinto ferial de IFEMA (pabellones 12 y 14) e incluirá un túnel de unos 300 metros de longitud y una chicane que hará de zona lenta.

El gasto medio por asistente previsto en restauración será de 246 euros, siendo el turista internacional el que más dinero gastará, con una media de 380 euros en restauración y ocio nocturno.  

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar