Deportes | Fútbol

El Mallorca, semifinalista de Copa, resiste a la reacción de grande del Girona

Los jugadores del Mallorca celebran un gol al Girona en cuartos de final de Copa del Rey

Los jugadores del Mallorca celebran un gol al Girona en cuartos de final de Copa del Rey EFE

El Real Mallorca está a tres partidos de levantar un título. El equipo de Javier Aguirre se ha colado en la semifinal de la Copa del Rey tras imponerse en su estadio por 3-2 ante el Girona, conjunto revelación del fútbol español.

Los bermellones, campeones de Copa del Rey en 2003, han aprovechado un fogonazo mágico que sirvió para fabricar una tres goles en apenas 15 minutos, los que pasaron desde el 1-0 de Larin en el minuto 21 hasta el 3-0 de Abdón en el minuto 35.

Son Moix vibró con sus jugadores, que desde el inicio neutralizaron al sorprendente líder de LaLiga. A pesar de que el Girona no había cambiado demasiadas piezas de su habitual versión liguera, echó de menos la velocidad de Yan Couto y el martillo pilón de Artem Dovbyk.

El Girona era una sombra de lo que habitualmente muestra en Liga, así que el entrenador vallecano introdujo en el descanso a Couto y a Dovbyk, pasando a tener un esquema 4-2-4. No parecía la tarde idónea para una remontada épica, pues el Girona no iba a tumba abierta.

El Girona, que cae de esta manera por segunda vez en toda la temporada, se queda a las puertas de alcanzar la primera semifinal copera de su historia. Los de Míchel tiraron una primera parte donde el gol de Larin y el doblete de Abdón lanzó al Mallorca; sin embargo, el paso por el vestuario cambió el choque.

Un penalti a favor del Girona llenó de esperanzas a los gerundeses, que además del gol se favorecieron de la expulsión de Raíllo, que además de cometer la infracción fue expulsado por doble amarilla por sus protestas.

Con más de 20 minutos por delante, el Girona, que probablemente firmaba uno de sus peores partidos de una temporada histórica, inclinó el campo hacia la portería del Mallorca. Los de Aguirre se aferraron a su área y pese a estar con uno menos sobrevivieron al empuje del Girona.

El tiempo añadido se hizo eterno para el Mallorca y su afición, que dieron ese plus que permitió a los baleares sostener su ventaja. Savinho encontró la recompensa al empeño del Girona, que se quedó a las puertas de forzar la prórroga en Son Moix.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí