La banca no atraviesa su mejor momento. La factura del rescate bancario, que supera los 50.000 millones, va a tardar en saldarse. El cierre de oficinas y los ajustes de plantilla son una constante en el sector y, en un entorno de tipos de interés del 0%, lograr rentabilidad se convierte en una labor titánica que la banca no vislumbra a corto plazo. Aun así, los consejeros de la banca se sitúan entre los mejor pagados del país.

En 2015 el sueldo de los miembros de los consejos sube un 8,2%, hasta 344.000 euros de media

Cada consejero de una entidad financiera se embolsó de media 415.000 euros en 2015, una cifra que supera en un 20% el importe promedio recibido por los miembros de los consejos del conjunto de empresas cotizadas, de 344.000 euros, según un reciente informe de la CNMV.

Sólo los consejeros de las energéticas están ligeramente mejor pagados que los banqueros, con 448.000 euros. Sin embargo, al contrario que la banca, el sector no ha sido rescatado por el Estado, y sus compañías mantienen el tipo en bolsa, sin generar estragos entre sus inversores.

La cifra es especialmente abultada si se toma como referencia la remuneración de la gran banca que cotiza en el Ibex 35. Así, los consejeros de Santander, BBVA, Caixabank, Popular, Bankia, Sabadell y Bankinter percibieron un sueldo promedio de 628.000 euros, cuatro veces más que el salario de los consejeros de Liberbank (150.000 euros), única entidad que no cotiza en el índice selectivo.

La elevada remuneración de los consejeros de la banca resulta especialmente paradójica al contrastarla con la evolución del sector en bolsa en los últimos tiempos. El sector financiero español fue, con diferencia, el más penalizado sobre el parqué español durante 2015.

La retribución de los consejos de la banca sólo la supera la de las energéticas

Las seis entidades que cotizan en el Ibex cerraron el ejercicio con recortes, que se sitúan entre el  34,85% que restó Santander, tras aprobar una ampliación de capital de 7.500 millones de euros en enero, y el 2,34% que se dejó Bankinter. En conjunto perdieron más de 38.000 millones de valor bursátil.

Esta negativa dinámica no se ha corregido, ni mucho menos, a lo largo de 2016. Desde el arranque del año, las seis acumulan caídas adicionales, que en el caso de Popular superan el 50%, mientras que Bankia, CaixaBank y Sabadell se han dejado por el camino más de una carta parte de su valor.

El valor en bolsa de los bancos se redujo en 38.000 millones el año pasado y sigue a la baja

Sólo los consejeros de las empresas energéticas ganan más que los de banca: 448.000 euros, seguidos por los del sector comercio y servicios, que reciben 369.000 euros. Los consejeros de constructoras e inmobiliarias, por su parte, cobran 316.000 euros y los de las cotizadas industriales, 253.000 euros.

Subida salarial del 20% en dos años

La remuneración de los consejeros de empresas cotizadas está en subida libre, pese a que el valor en bolsa de gran parte de las compañías se redujo el año pasado. En 2015, el Índice General de la Bolsa de Madrid perdió un 7,41%, tras haberse anotado un 3% en 2014. Por contra, el sueldo de los consejeros repuntó un 8,2% el año pasado y un 15,4% el ejercicio precedente. Es decir, en sólo dos años, la retribución por asistir a los consejos ha aumentado un 20%.

La CNMV puntualiza que el alza del 8,2% en 2015 se explica, en su mayor parte, por «el crecimiento de las remuneraciones de los consejeros ejecutivos de las empresas que no forman parte del Ibex35 y por el aumento de la remuneración de los consejeros externos, tanto en las sociedades del Ibex35 como en las que no forman parte del índice».

El regulador de los mercados explica en su informe que el año pasado en las sociedades del Ibex35 las remuneraciones más elevadas correspondieron a los presidentes ejecutivos del consejo, cuya retribución media fue de 3,45 millones (3,36 millones en 2014), frente a los 763.000 euros para los presidentes no ejecutivos (516.000 en 2014); seguidos por los consejeros delegados, cuya retribución media es de 3,05 millones (2,9 millones en 2014). El resto de consejeros ejecutivos ganó de media 1,68 millones, menos que el año previo, en el que se embolsaron 2,2 millones.