Ni el referéndum para la independencia que planea el president Puigdemont ni las tensiones nacionalistas de los últimos años pueden cambiar una tendencia irrefrenable: los barrios barceloneses se encarecen y algunos ya superan al prohibitivo Distrito de Salamanca, en Madrid. Se trata de la primera vez que los análisis de Fotocasa, el popular portal de alquiler y compraventa de vivienda, revelan una situación parecida, según los datos obtenidos por El Independiente.

“En los últimos meses estamos registrando incrementos en el precio insólitos en la ciudad de Barcelona”, afirma Beatriz Toribio, de Fotocasa. “Si históricamente el distrito madrileño de Salamanca era el más caro de España para, por ejemplo, alquilar una vivienda, ahora lo es el distrito catalán de Ciutat Vella, que ha incrementado su precio interanual por encima del 20% algunos meses de lo que va de año”, añade Toribio.  “De hecho, el alquiler en Ciutat Vella es actualmente un 11% más caro que el distrito madrileño de Salamanca”.

Eso arrojan los datos de la web inmobiliaria, que también ilustran el histórico vuelco en la compraventa de vivienda: hasta dos distritos de la capital catalana rebasan al barrio de Salamanca, Sarrià – Sant Gervasi y Les Corts, ambos en el límite occidental de Barcelona. Así, el metro cuadrado en Sarrià se paga por la increíble cantidad de 4.822 euros, mientras que en Les Corts (donde se encuentra Pedralbes) se sitúa en segundo lugar de la lista (4.508 euros). Tercero, el distrito de Salamanca donde el metro cuadrado sale a una media de 4.361 euros.

Un promotor resume las razones que pueden explicar el alza de los precios en Barcelona: «La política del Ayuntamiento sobre la concesión de licencias, especialmente, pero no solo, las licencias turísticas, tiende a ser restrictiva, lo cual tiene un efecto directo sobre el valor de las casas. Y la llegada de visitantes no disminuye», dice esta fuente.

Aparecen a continuación Eixample, en Barcelona, Chamberí y Chamartín (Madrid) y de nuevo Ciutat Vella (líder en alquiler pero no en compraventa). Todos tienen el metro cuadrado por encima de 4.000 euros, según Fotocasa. A partir del octavo puesto (Madrid Centro) los precios caen por debajo de este umbral.

Hay quien llama a la prudencia, como Julio Gil, que preside la Fundación de Estudios Inmobiliarios y es socio director de Horizone. «Hay que ser cautos porque estos análisis reflejan los precios de oferta, que muchas veces coinciden con los de la transacción final pero no siempre», indica Gil. «Pero sí, en mayor o menor medida lo que arrojan los datos es una recuperación económica, una mejora del empleo y unos tipos de interés inauditos por bajos», añade.

Anuncio en el portal Fotocasa de un piso en el barrio de Sarrià.

Anuncio en el portal Fotocasa de un piso en el barrio de Sarrià. EP

Los precios del alquiler y del metro cuadrado reflejan una recuperación desigual, según otras fuentes del sector. Una recuperación que va por zonas, por barrios: en diciembre de 2013, el metro cuadrado más caro de España se pagaba en Salamanca, a 3.756 euros. Hoy se paga más; en Sarrià se abonan mil euros más que hace menos de tres años por el mismo espacio.

La revalorización de los barrios pudientes barceloneses viene de lejos, impulsada por los sucesivos récords turísticos de los últimos años. De acuerdo con un estudio al alimón entre Tecnocasa y la Universidad Pompéu Fabra, el 42% de los compradores de pisos en Barcelona son extranjeros. En Madrid los foráneos que compran pisos son solo el 23%.

Madrid, unos suben y otros caen

“El precio de la vivienda en Madrid ciudad está comenzando a normalizarse después de muchos años de números rojos”, apunta Beatriz Toribio, para la que “lo peor ha pasado en buena parte de la capital”. “Tampoco parece que el precio de la vivienda vaya a subir con fuerza. De hecho, vemos cómo en algún barrio sigue cayendo”. agrega. En los distritos de Villaverde y Vicálvaro el valor de la compraventa ha caído de hecho.

Los análisis casan muy bien con las cifras recientemente ha publicado la tasadora Tinsa, según la cual Barcelona es la capital con mayor aumento –interanual- del precio de las viviendas (8,8%). El efecto barcelonés arrastra a Cataluña por encima del 6%, mientras que la media española apenas sube un 0,8%. Pero más espectacular es la subida de los alquileres, hasta un 18% más que el año pasado según Tinsa.

Barcelona además tiene uno de los porcentajes más altos de España de viviendas dedicadas al alquiler más: un 30% de las casas y pisos de la ciudad son para arrendar. Y de ahí derivan parte de los problemas de la ciudad con el asfixiante turismo, cuya presión inunda el centro histórico de la ciudad y al que la alcaldesa Ada Colau quiere poner coto.

“La fuerte demanda de pisos de alquiler en las zonas más céntricas unido a la poca oferta de vivienda existente en la ciudad condal está llevando a que los precios del alquiler en Barcelona estén batiendo récords”, expone Toribio, la portavoz de Fotocasa. Un incremento que llega a barrios periféricos inclusive, caso de Sant Martí o el distrito de Horta Guinardó.