El debate sobre la solvencia del sistema de pensiones en España se centra de puertas para dentro en si será posible mantener el poder adquisitivo de las actuales prestaciones. El mensaje oficial es que en ningún caso se dejarán de pagar, pese a que el el Fondo de Reserva con el que se han vendido costeando las ‘extras’ de los jubilados amenaza con agotarse en 2017 mientras la Seguridad Social aún mantiene, también según el Gobierno, un déficit del 1,4% del PIB ese año.

De puertas para fuera, ese mensaje convence cada vez menos y un número creciente de inversores extranjeros cree que las pensiones no estarán garantizadas en los próximos 15 años.

Una encuesta de JP Morgan AM refleja que un 54,5% dudan de la viabilidad de las pensiones de aquí a 2031

La gestora del mayor banco estadounidense por activos da el aviso. Una encuesta realizada por JP Morgan AM entre 1.475 inversores en el tercer trimestre del año refleja que un 54,5% duda de la viabilidad de las pensiones de aquí a 2031, lo que supone 8,6 puntos más que en el trimestre anterior y el nivel de desconfianza más alto desde 2013.

Las pensiones no son el único aspecto de la economía española que tiene cada vez más preocupados a los inversores, pero de entre ellos es el que ha registrado un mayor repunte de la desconfianza entre julio y septiembre.

Supera incluso a los posibles efectos derivados de la situación política actual. Así, el 46,6% de los encuestados que prevén retrocesos en las bolsas, lo achacan a la inestabilidad generada por la falta del Gobierno,  lo que supone casi 6,5 puntos más que tres meses antes, pero un repunte inferior al pesimismo relacionado con las pensiones.

Concretamente, un 33% de los encuestados espera caídas en los mercados bursátiles, frente al 28,6% del segundo trimestre, aunque el estudio observa también un ligero repunte de aquellos inversores que apuestan por subidas (20,2%).

Tres de cada cuatro espera cuatro años más de crisis

Llama aún más la atención el pesimismo con el que los inversores observan el sistema de pensiones español cuando la proporción de encuestados que esperan que el mercado bursátil español sea el que más crezca en los próximos seis meses es ya del 38,3%, el nivel máximo desde 2007.

Se confirma también la tendencia positiva de la confianza en la recuperación económica de España. El 29,5% de los encuestados cree que se empiezan a percibir síntomas en este sentido, cuatro puntos más que en el trimestre previo.

Un 75,9% piensa que el final de la crisis se retrasará hasta dentro de tres o cuatro años

En paralelo, se mantiene estable el porcentaje de los que piensan que el final de la crisis se retrasará hasta dentro de tres o cuatro años, con un 75,9% del total.

Otras de las conclusiones de la encuesta de JP Morgan AM apuntan que los  productos financieros más conservadores están ganando terreno entre las preferencias de los inversores ante la volatilidad de los mercados. La proporción de los que apuestan por la renta fija ha pasado en tres meses del 1,9% al 2,8%.