Nuestra capacidad de ahorro es menor que la de hace un año. Así lo asegura un estudio elaborado por Rastreator, afirmando que, aunque ha aumentado el número de españoles que aparta un porcentaje de sus ingresos al mes, la cantidad que engrosa ese ahorro periódico es más pequeña.

«En 2015, el 67% de los españoles mayores de edad ahorraba algo de dinero al mes. Este año, la cifra ha subido al 72,6% pero también se ha elevado en 10 puntos el porcentaje de los que no pueden ahorrar más de 200 euros al mes», sentencia el informe.

Más del 40% no llegan a los 200 euros y más del 20% a los 100. ¿Pero, que impide ahorrar a los españoles? La mayor parte asegura que es por falta de ingresos y por la aparición de gastos imprevistos mientras que el 40% asegura que no lo consideran necesario.

Fernando Summers, CEO de Rastreator, asegura que «nos encontramos en un entorno desfavorable en el que el salario medio de los trabajadores españoles lleva estancado varios años. La capacidad de ahorro no se ve reducida por motivos culturales sino por motivos económicos».

El año pasado el 52% aseguró que sus débiles ingresos no les permitían apartar parte de su salario, este año la cifra se ha elevado a 83%. Pero no ocurre sólo por la falta de volumen salarial, el 40% asegura que últimamente les cuesta mucho ahorrar por tener que apoyar económicamente a familiares y amigos.

Qué edad es la mejor para ahorrar

En España, los hombres entre 25 y 34 años son el sector que posee mayor capacidad de ahorro. Ocho de cada 10 consiguen aportar algo a su hucha, mientras que la peor edad ronda los 50 años. «De los 45 a los 54 el número de hombres que consigue ahorrar no supera el 60%, debido a que tienen mayores cargas familiares».

También se produce un gran salto entre hombres y mujeres. El 78% de ellos consigue guardar algo de su sueldo de forma mensual, mientras que sólo el 67% de ellas destina algo de dinero a este propósito. Unas cifras que pueden atribuirse a la diferencia salarial entre ambos sexos, y no a un mayor consumo por parte de las mujeres.

Incluso ocurre al revés. El informe elaborado por el Día Mundial del Ahorro asegura que «ellos son más propensos a darse pequeños caprichos y menos resolutivos a la hora de buscar opciones de ahorro».

Pese a esto, este año las tres medidas de ahorro más extendidas han sido: reducir el consumo, cambiar de proveedor a otro más económico y buscar mejores precios. «También se han reducido las salidas a los restaurantes, los planes de ocio y el gasto en luz y gas», confirman desde Rastreator.

Qué nos lleva a ahorrar a los españoles

Aunque hay muchas variables, la razón principal es una preocupación financiera. A raíz del debate sobre la sostenibilidad del sistema público de pensiones, el Instituto Aviva ha elaborado un informe en que plasma las preocupaciones económicas de los españoles.

«La preocupación por el nivel de vida durante el retiro ha aumentado considerablemente respecto al año pasado, 10 puntos porcentuales, sólo superado por la compra de una casa o la hipoteca», revelan.

«Existe unanimidad tanto desde la ciudadanía como desde el sector», asegura Ignacio izquierdo, consejero delegado de Aviva España. «Ambos demandan una información clara y sencilla que ayude a concienciar en la necesidad de realizar una adecuada planificación financiera para el retiro. Es necesario asegurar que los españoles tenga un nivel de vida correcto durante esa etapa tan importante», añade.

La lista de preocupaciones financieras se engrosa con la emancipación (le preocupa al 27%), el nacimiento del primer hijo (23%), el pago de los estudios universitarios (18%, cinco puntos menos que el año pasado), quedarse viudo (16%, el doble que en 2015) y contraer matrimonio (10%).