Se puede decir que cuando Ebay decide comprar tu empresa, algo has hecho bien. Si, además, lo hace por una cantidad que, aunque ellos no lo digan, ronda los 150 millones de euros, es que has alcanzado el éxito.

Eso le paso a Ander Michelena y Jon Uriarte, dos jóvenes emprendedores vascos. Ambos trabajaban en el gigante de la inversión Morgan Stanley, pero decidieron que trabajar para otros es mucho menos satisfactorio que hacerlo para uno mismo, así que se pusieron manos a la obra.

Identificaron un nicho de mercado en España que, en Estados Unidos, funcionaba muy bien: un marketplace de entradas para eventos. Por eso crearon Ticketbis, una start up en la que los usuarios pueden vender y comprar entradas para conciertos, partidos de fútbol o festivales de música. El modelo está inspirado en lo que lleva años haciendo StubHub, propiedad de Ebay, desde tierras norteamericanas.

El precio de las entradas no lo marcan ellos, es cada usuario el lo decide. Ticketbis simplemente hace de intermediario, pues recoge las entradas del vendedor y se las entrega al comprador cuando ambos han llegado a un acuerdo. A cambio cobran una comisión, de la que salen sus beneficios.

El primer año de vida de la empresa, allá por 2010, acabó con una facturación de un millón de euros. En 2013 ya eran 28 millones de euros, y en 2014 dejaron atrás la barrera de los 60 millones. Actualmente Ticketbis tiene más de 400 empleados en todo el mundo, opera en más de 50 países y a comienzos de este mismo año consiguió cerrar una ronda de financiación en la que captaron más de 23 millones de euros. No ha sido un camino fácil, pero estas son las claves del éxito de Ticketbis:

  • «Una de las principales ventajas que tenemos es que los dos fundadores teníamos experiencia en el sector financiero. Lanzar nuestra primera ronda fue bastante sencillo. A partir de ahí, hemos optado por rondas ajustadas y con frecuencia anual. Son procesos que consumen mucho tiempo, e incluso dinero, y en los que se desatienden otros aspectos del negocio que también son importantes. La captación de financiación es una de las tareas más importantes de un CEO, pero no hay que olvidarse del resto. Por otro lado, hemos sido capaces de hacer mucho en poco tiempo y con poco dinero, mucho menos que nuestros competidores. Hemos invertido con cabeza, sacando el máximo retorno».
  • «Cuando empezamos a montar Ticketbis, Google fue nuestro primer asesor en este sentido, pues encontramos a nuestros primeros programadores con una simple búsqueda: programadores buenos en Bilbao. Al final no seleccionamos a ninguno y recurrimos a contactos recomendados. Dimos con gente que no intentaba vendernos la moto, sino que nos iban frenando para buscar un producto viable con el que empezar. Más allá de esa anécdota, lo que mejor nos ha funcionado es dar con la persona que siente el proyecto como suyo y está altamente motivado. El equipo que tenemos ha contribuido al excelente rendimiento de la empresa, pese a que una start up no puede permitirse salarios desorbitados. A medida que crecíamos nos hemos permitido implantar nuevas técnicas, como la de ofrecer a nuestros empleados con más de 18 meses de antigüedad viajar durante 4 semanas a nuestras oficinas en el extranjero, para conocer el mercado de primera mano».
  • «La austeridad ha sido la tónica de nuestra estrategia de márketing. Hemos apostado por un retorno inmediato de la inversión. Hemos vigilado mucho el ROI (Return over investment o retorno sobre la inversión) en nuestras campañas de pago y hemos intentado explotar al máximo las opciones de crecimiento orgánico a nivel SEO. Hemos desarrollado una estrategia enfocada a captar a nuestra audiencia digital, bien a través de Google o mediante las búsquedas directas. Queríamos que quedase muy claro: Ticketbis es la plataforma de compra y venta de entradas entre particulares de manera segura con más presencial internacional del mercado.
  • «No hay una clave del éxito en la digitalización de Ticketbis. Simplemente, no existiríamos sin ser una empresa digital. Es una clave del éxito de nuestro modelo de negocio, pues gracias a ello hemos reemplazado a un mercado de entradas tradicionalmente callejero. Somos digitales y hemos encontrado muchos beneficios en ello».
  • «Toda empresa tiene recursos limitados, y cuando te centras en multiplicar tu presencia internacional no puedes trabajar de manera específica en todas las herramientas y canales, sobre todo siendo una start up. Este ha sido nuestro caso en las redes sociales, pero en el futuro esperamos aprovechar más la tracción que nos pueden traer otros canales y entre ellos están las redes sociales».
  • «En el primer plan de negocio se respiraba ambición. Queríamos lanzar varias líneas de negocio y ser líderes mundiales de la industria del ticketing en muy poco tiempo. El primer año facturamos un millón de euros, pero queríamos más. Había que crecer por encima del 100%. Esa actitud puede ser temeraria y nos ha llevado a cometer errores, pero se ha contagiado a todas las personas del proyecto. Hacer, hacer y hacer también está en nuestro ADN. Las decisiones las tomamos en muy poco tiempo y ponemos los planes en marcha rápido. Gracias a ello somos la plataforma de compra venta de entradas entre particulares líder del sur de Europa y América Latina».
  • «Tras lanzar la plataforma en España y conseguir el primer millón en facturación nos preguntamos: ¿Queremos ser rentables o queremos crecimiento? Nos decidimos por la segunda, aunque eso supusiera perder dinero. Pensamos: ¿Queremos ser fuertes en un mercado antes de ir al siguiente o queremos estar en muchos países? De nuevo optamos por la última. A día de hoy estamos en 50 mercados y gracias a la presencia internacional Ebay ha decidido comprar la plataforma. Fue un gran cierto, no sólo la internacionalización sino la elección de los mercados a los que entrar. Nuestros rivales se mataban por conseguir los mercados punteros, por lo que nosotros fuimos a por los que estaban más desatendidos. Eso nos permitió crecer de forma rápida y con una inversión controlada».

Pocos podrán cuestionar que sus decisiones fueron más que acertadas. «Hacer, hacer y hacer», «Crecer por encima del 100%». La ambición ha sido el gran motor que ha hecho crecer Ticketbis y en Ebay están muy de acuerdo. 150 millones de euros lo demuestran.