La Sala Tercera del Tribunal Supremo ha tumbado definitivamente el Plan General de Ordenación Urbana de la ciudad de Santander, asestando de paso un varapalo al nuevo ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien recientemente cambiara entre lágrimas la alcaldía de la capital cántabra por el ministerio. El alto tribunal destaca, entre otros motivos, la “insuficiencia de los recursos hídricos” para la población como consecuencia del PGOU que acaba de ser anulado.

El Supremo admite así el recurso de la Asociación para la Defensa de los Recursos Naturales de Cantabria (ARCA), que alega que esta insuficiencia vendría de la ausencia del Proyecto de Abastecimiento de Aguas a Santander (igualmente anulado por este tribunal en diciembre de 2013). Un proyecto conocido como Bitrasvase.

Anula el Plan General de Ordenación Urbana de Santander aprobado el 17 de septiembre de 2010 por la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo, al estimar un recurso de la Asociación para la Defensa de los Recursos Naturales (ARCA).

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

La sentencia estima uno de los motivos del recurso de ARCA, en concreto el relativo a la insuficiencia de recursos hídricos suficientes para la población sin la utilización del denominado Bitrasvase (Proyecto de Abastecimiento de Aguas a Santander), que fue anulado a su vez por sentencia del Supremo de 18 de diciembre de 2013.

Discrepa así el Supremo de la sentencia previa del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, que avaló el PGOU. El Supremo entiende que los demás argumentos del TSJ eran acertados, pero no el relativo a los recursos hídricos, que es el que finalmente ha anulado el proyecto.

El Supremo reconoce que el PGOU debe ser anulado por una circunstancia “externa”. Y se preocupa por el acceso a los recursos hídricos para la ciudad. “Porque la cuestión —sin duda— planteada, y, en concreto, la suficiencia de los recursos hídricos, ha sido una cuestión suficientemente debatida, y su insuficiencia claramente acreditada”, reza uno de los párrafos del veredicto.