Diaphanum, la nueva firma de asesoramiento independiente de Rafael Gascó, un histórico de la banca privada en España, ya es una realidad. Y su equipo, integrado por altos ejecutivos de Banca March y Andbank, se confirma, por fin, tras varios meses de expectación.

La sociedad reivindica la «absoluta independencia en el asesoramiento financiero, en contra a modelos de banca privada actual, en los que existe conflicto de intereses por el cobro de incentivos, se tiende a recomendar producto propio, se cobran comisiones explícitas y otras implícitas y se aplican mayores costes al cliente», explica Gascó, ex consejero delegado de Andbank España y, previamente, director general March. El ejecutivo, con más de 30 años de experiencia en el sector de la gestión de patrimonios, también desarrolló su carrera en puestos de máximo nivel en Deutsche Bank, Altae Banca Privada y JP Morgan Chase.

El ejecutivo, que ha estado trabajando en este proyecto desde hace más de un año, señala que Diaphanum es «la primera firma que nace completamente adaptada a la normativa Mifid II, de aplicación en España a partir de 2018». La nueva regulación, impulsada por Europa, exige a las entidades que quieran ser consideradas independientes que cobren exclusivamente a los clientes por el asesoramiento. De este modo, todos los pagos han de ser explícitos y se elimina el conflicto de interés derivado del cobro de retrocesiones (comisión que cobra el comercializador por parte de la gestora por vender su producto).

Bajo el marco Mifid II, las firmas que decidan adoptar la etiqueta de independientes asumen mayores exigencias de información y control, y han de velar por la idoneidad y personalización de productos, apunta Gascó. Por tanto, en su opinión, «la mayor parte de las bancas privadas tradicionales en España no se acogerán al régimen de firma independiente, incapaces de cumplir con todas las exigencias, y actuarán como no independientes, algo que les resultará difícil explicar a sus clientes».

Diaphanum, bajo la estructura jurídica de sociedad de valores, ha comenzado su andadura hace apenas un mes y ya ha captado 200 millones de euros. La previsión de los ejecutivos, calificada como «conservadora» por parte de Gascó, es terminar 2017 con 600 millones de euros en activos. Señalan que pueden prestar servicio a clientes con un patrimonio mínimo de 400.000 euros en adelante, con una comisión anual sobre el volumen que, en función de la complejidad del servicio, puede situarse entre el 0,5% y el 0,7%, además de las comisiones directas que carga cada producto.

Entre los altos directivos que han dejado sus firmas para unirse al proyecto de Gascó figura Miguel Ángel García, ex director general de la gestora de March y, previamente, director de inversiones en el banco de la célebre familia de banqueros. También trabajó en Deutshe Bank y Altae Banco. Junto a éste, Rafael Ciruelos, ex responsable de producto en Banca March y consejero en Inversis Banco. También Javier Riaño, desde 2002 en Consulnor, del grupo March, se une al proyecto de Gascó.

Los ejecutivos que han salido de Andbank España son Fernando Estévez, ex Secretario General y Executive Director del Departamento de Planificación Patrimonial del andorrano, y Emilio Andreu, director red de agentes y EAFI.

 Diaphanum nace con oficinas en Madrid y Alicante, pero la vocación de la compañía es expandirse por toda España, a través de un modelo de banqueros asociados al grupo. Próximamente, se incorporarán en torno a 25 banqueros más.